Limpiar correctamente el dormitorio

Un dormitorio limpio y ordenado es fundamental para un buen descanso. De esta manera, en este post conoceremos algunos consejos útiles para limpiar y ordenarlo correctamente.

Muchas veces hemos hablado acerca de la importancia del dormitorio como lugar de descanso y donde recargar las energías perdidas en la semana de trabajo. En este contexto, uno de los aspectos más importantes para que la habitación cuente con las cualidades necesarias para conseguir un correcto descanso es la limpieza. La forma en la que mantenemos el dormitorio y lo limpiamos nos permitirá un mejor descanso.

Limpiar correctamente el dormitorio

Entre las cosas que tenemos que hacer para limpiar y mantener el orden la habitación es abrir la ventana al menos 10 minutos por día. Incluso podemos colocar para que se ventilen las sábanas, el edredón y los almohadones, aunque esto podemos hacerlo una vez por semana.

Por otro lado, también es importante que no hagamos la cama inmediatamente nos levantamos ya que, teniendo en cuenta que una persona pierde, aproximadamente, ½ litro de transpiración mientras duerme, es mejor dejarla ventilar un poco para evitar que se produzcan ácaros.

Asimismo, es importante que cambiemos la ropa de cama de forma periódica y las lavemos a temperaturas elevadas, sobre todo si hay personas enfermas en casa. Al mismo tiempo, también es recomendable que retiremos de la habitación la ropa que necesita lavado y guardemos en el armario aquella que puedas ponerte de nuevo sin lavar.

Limpiar cada dos días, con la ayuda de una bayeta de microfibra húmeda, las mesillas, lámparas de noche, cabeceros de las camas y el resto de las superficies, así como también sacudir las alfombras y aspirarlas una vez por semana son tareas que ayudarán a obtener una habitación más limpia y ordenada.

Todos estos consejos son muy importantes para la limpieza periódica, sin embargo, también es necesarios que realicemos algunas tareas por temporadas. Por ejemplo, retirar los muebles de los lugares en que están alojados y limpiar profundamente la superficie donde estaban apoyadas, limpiar el polvo exhaustivamente en todos los rincones y recovecos de la habitación, tanto de muebles como de puertas. Además, retirar los cuadros y limpiarlos muy bien, incluyendo la parte trasera. También las lámparas de noche, las bombillas, los cables de despertadores, luces, televisores, etc.

En fin, hablamos de tres o cuatro veces al año realizar una limpieza profunda que incluya cada rincón del dormitorio. No debemos olvidarnos tampoco de los techos, donde debemos prestar atención a las telarañas que puedan formarse en los rincones. También el armario es importante vaciarlo y limpiarlo con una bayeta húmeda con una pizca de vinagre rebajado con agua para, posteriormente, secarlo y volver a guardar la ropa.

Vía│Decoestilo
Foto│Tropural

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...