Lo que debes saber antes de adoptar a un perro adulto

Aunque un cachorrito puede enamorar a todos los miembros de la familia, cuando se desea una mascota es pertinente evaluar las necesidades y limitaciones. Quizás convenga un perro adulto.

¿Por qué adoptar a un perro adulto?

Seguramente cuando se piensa en adoptar un perro llegan a la cabeza imágenes de un cachorro gracioso, peludito y pequeño. Ilusiona la idea de verlo crecer y jugar con él. Sin embargo, hay ciertas ventajas que hacen que acoger un can adulto sea una excelente opción.

Una de las incógnitas que quedan totalmente despejadas es el tamaño final del animal. Muchas veces cuando llevamos un perrito a casa no tenemos una idea concreta de la talla que tendrá. En ocasiones llega a superar las expectativas, especialmente cuando se cuenta con un espacio limitado. Con un adulto no existirán riesgos ni inconvenientes en este sentido.

Se debe considerar, además, que en sus primeros meses de vida los perros pueden ser algo desastrosos. Muerden los muebles, son inquietos, corren de un lado para otro, destruyen zapatos o cojines, saltan, chillan y dejan sus heces donde les place. En cambio, los ejemplares de mayor edad suelen ser más tranquilos y han aprendido hábitos de convivencia en el hogar.

Menos dinero, más amor

Es cierto que independientemente de su desarrollo, tener un perro genera gastos adicionales que pueden ser bastante elevados. Pero, generalmente, cuando se adopta a un mayorcito, ya éste tiene su esquema de vacunación listo, fue desparasitado y esterilizado. Al menos, bajo esa norma se rigen la mayoría de los centros de acogida de animales, con lo cual te ahorrarás un poco de dinero.

Algo que no tiene precio es el amor que recibirás de un can en la adultez. Lamentablemente, los canes de edad avanzada que son puestos en adopción sufrieron algún trauma. Estuvieron en la calle o fueron abandonados o maltratados por sus dueños. Es por ello que al darles un buen trato y muestras de afecto, lo agradecen enormemente. Son fieles y amorosos.

Pero, ¿Qué considerar antes de adoptar a un perro adulto?

Lo primero que se debe asumir, es que sin importar la edad, al tener una mascota hay que ser responsables. Los animales necesitan cariño y cuidados especiales. Al ser llevados a la casa, se convierten en otro miembro familiar.

Tampoco se debe olvidar consultar con la persona a cargo del can, sobre su carácter. Si tolera a los niños, si es sociable con los demás perros, si es voluntarioso o manso. Estas preguntas son importantes tenerlas claras antes de firmar los papeles.

De igual modo, es preciso conocer todo cuanto se pueda sobre su procedencia, alimentación, gustos, posibles enfermedades, antiguos hábitats, etc. Un perro adulto que esté acostumbrado a pernoctar en un lugar amplio, difícilmente logre estar en un piso o departamento.

Si no ha sido adiestrado por completo, no está demás darle la oportunidad de que aprenda. Recuerda que con un cachorrito empezaría desde cero. Lo primordial es armarse de paciencia y de mucho amor, para que se adapte fácilmente. Anímate, seguramente no te arrepentirás de la decisión. Si no estás seguro, estas 12 razones para adoptar un perro te ayudarán.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...