Manchas de cera, un problema de fácil solución

Afortunadamente, no existe nada porqué preocuparse cuando cera de vela que pegada sobre una superficie de madera, ya que resulta muy sencillo eliminar esa mancha. De hecho, en este post aprenderemos una manera sencilla que, con tan solo tres simples pasos, nos permitirá dejar la superficie en muy óptimas condiciones.

Estoy convencido de que si realizamos una encuesta acerca de las veladas en la jornada de San Valentín, el objeto más utilizado por las parejas para ambientar la noche son las velas. Por supuesto, como ya hemos mencionado en muchas oportunidades, las velas no solo decoran con un estilo romántico el lugar, sino que también generan un ambiente acogedor y relajado. Sobre todo si están acompañadas de una buena decoración y algunos sahumerios que alegren nuestro olfato. ¿Cómo no utilizarlas?

Manchas de cera, un problema de fácil solución

Sin embargo, seguramente muchas de las mencionadas parejas se han encontrado con un problema en común al despertarse al día siguiente: La vela se derritió y quedó pegada en las mesas y muebles de madera. Afortunadamente para todos ellos, no existe nada porqué preocuparse, ya que eliminar esa mancha resulta muy sencillo. De hecho, en este post aprenderemos una manera sencilla que, con tan solo tres simples pasos, nos permitirá dejar la superficie en muy óptimas condiciones.

Son tres las herramientas que necesitaremos para poder hacerlo: un cuchillo cartonero, un paño de algodón o toalla de papel absorbente y una plancha. Como podrán observar, son elementos que podemos encontrar en cualquier casa, por lo que tampoco esto supone un inconveniente.

El primer paso será retirar todo el excedente de la cera con la ayuda del cuchillo cartonero, con mucho cuidado de no dañar la madera mientras realizamos la tarea. Para que eso no suceda, lo mejor es dejar que la cera este bien y, con sumo cuidado y paciencia, comenzar a sacarla.

Luego tendremos que apoyar el paño exactamente sobre la mancha de cera para, posteriormente, pasarle la plancha caliente por encima, realizando círculos. Con este procedimiento conseguiremos que, al levantar el apaño, la cera se haya derretido por el calor de la plancha y este la haya absorbido. Es importante que este procedimiento lo realicemos cuantas veces sea necesario hasta que la totalidad de la cera desaparezca de la superficie de la mesa o el mueble. Cabe mencionar que al volver a colocar el paño debemos procurar no utilizar la zona que ya quedo manchada por la cera.

De esta simple manera, y con tan solo tres pasos, lograremos que la superficie quede en muy óptimas condiciones y que no nos arrepintamos de haber celebrado el día de San Valentín.

Foto│Dlombardi

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...