Mantenimiento del mármol

El mármol es un material que por su estética y resistencia se utiliza mucho en la mayoría de los hogares. Sin embargo, si queremos mantenerlo en buenas condiciones es necesario aprender a quitar algunas manchas comunes y realizarle un mantenimiento frecuente. En este post, trucos para hacerlo con facilidad.

El mármol es un material que por su estética y resistencia se utiliza mucho en la mayoría de los hogares. Si bien es cierto que se trata de un material muy resistente, resulta necesario que le realicemos con frecuencia un mantenimiento apropiado si lo que deseamos es que conserve las cualidades que recibe cuando la roca sedimentaria carbonatada que lo conforma es sometida a un proceso de metamorfismo y luego es pulida.

Mantenimiento del mármol

El mármol, generalmente, es utilizado en las mesadas de cocina, lugar donde queda muy expuesto al derrame de líquidos o manchas de comidas. Por esa razón, antes de conocer las diferentes formas de mantener el mármol, a continuación conocemos algunas soluciones a los problemas más comunes.

Si la mancha en el mármol es producto de un líquido, entonces lo que debemos tener en cuenta es que lo primero que debemos realizar, casi de inmediato, es pasarle un trapo mojado. Sin embargo, eso no nos garantiza que no hayan quedado manchas. Si la mancha persiste, entonces será necesario utilizar una mezcla de masa de yeso y lavandina, y aplicarla dejándola actuar durante treinta minutos. Luego tendremos que retirarlo con un trapo húmedo, mojado con agua y jabón neutro.

Otro problema que nos puede ocurrir es que, producto del paso del tiempo, el mármol haya tomado un color amarillento. En ese caso, la solución es limpiarlo con un cepillo mojado con agua y vinagre. Luego, tendremos que enjuagarlo con un paño húmedo en agua y jabón blanco. La recomendación en este caso es no dejar mucho tiempo la mezcla sobre la superficie, porque el efecto puede ser contraproducente y el mármol puede dañar.

Al ubicarse en la cocina, las manchas de café o vino también son una constante. Afortunadamente estas también tienen solución. La idea es usar una mezcla de tres cucharadas de bórax en un vaso de agua y aplicarlo a la superficie manchada con un paño.

Una vez eliminadas las manchas más comunes, lo siguiente será tener presente que el mármol también necesita de un mantenimiento constante. En ese sentido, lo que debemos hacer es: Eliminar la tierra de los muebles, piso o mesadas de mármol con frecuencia; cada vez que llevemos acabo algunos de los consejos desarrollados anteriormente, debemos tener cuidado de que enjuagar y secar bien la superficie; debemos evitar el uso constante de limón y vinagre, es necesario evitar el uso de limpiadores abrasivos, así como también las mezclas de lavandina con amoníaco y los líquidos o materiales corrosivos, ya que suelen dejar marcado el mármol, de tal forma que será difícil de sacar.

Foto│Editorb
Vía│Hogar total

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...