Mantenimiento del sistema de drenaje

Un correcto funcionamiento del sistema de drenaje puede darnos realmente muchas ventajas para el cuidado de nuestros techos. Para ello es importante que dos veces al año le realicemos un correcto trabajo de revisión, con el objetivo de limpiar el canalón, encontrar obstrucciones, reparar fugas y evitar futuros problemas. A continuación conoceremos cómo hacer cada una de estas tareas.

Mantenimiento del sistema de drenaje

El sistema de drenaje de los tejados tiene una importancia mucho mayor a la que imaginamos. Un correcto drenaje del agua nos evitará serios inconvenientes futuros. Evitaremos que la humedad pase por los techos, evitaremos la creación de grietas, aumentaremos la vida útil del material con el que estén hechos los techos, y muchas otras ventajas más.

Un mantenimiento regular e indicado de los canalones puede permitirnos aumentar hasta tres veces su tiempo de uso. Para ello, entre otras cosas debemos verificar todo el sistema al menos dos veces al año. En estas oportunidades los que realizaremos será eliminar los objetos y suciedad retenidos, comprobar el estado de los ganchos de fijación y los empalmes, examinar posibles grietas y puntos de corrosión.

En fin, lograremos una correcta revisión del sistema de drenaje realizando las siguientes tareas:


Limpiar el canalón: Los canalones suelen entaponarse a causa de distintos elementos, la mayoría de ellos son ramas, hojas, tierra, etc. Para que su funcionamiento no se vea perjudicado por estos elementos de la naturaleza, lo que debemos realizar es eliminar los restos de suciedad, y posteriormente lavar los canalones con la manguera, evitando que al bajar la suciedad, esta entapone las bajadas. Para que esto no suceda podemos colocar algún elemento al principio de la bajada para que haga las veces de filtro.

En caso de que esto no sea suficiente, vamos a tener que desarmar el canalón de salida y lavarlo profundamente.

Encontras obstrucciones: A veces, una de las razones por las que el sistema de drenaje no funciona correctamente es porque este se encuentra obstruido. Generalmente esta obstrucción se encuentra en el codo que conecta el tubo de bajada al canalón. Si la obstrucción no se presenta en este lugar, lo que debemos hacer es revisar el tubo de bajada.

También podemos evitar futuras obstrucciones instalando rejillas o protectores en todas las salidas de los tubos.

Reparar fugas: Si encontramos una fuga no siempre es necesario cambiar el canalón, podemos sellarlas o repararlas. Para hacerlo debemos utilizar un cepillo de acero para raspar la zona dañada con el objetivo de eliminar el oxido, y luego aplicarle al área un tratamiento para el óxido. Luego le aplicaremos una capa de cemento plástico especial para canalones.

Sin embargo, si la fuga aparece en una junta entre dos elementos en mal estado y el canalón es de zinc, en este caso tendremos que realizar una soldadura de estaño. Si en cambio la junta es de PVC, la zona deberá pegarse con adhesivo especial para este material.

Fuente: Consumer

Foto: Canalones por Mr. TinDc en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...