Máxima seguridad en el hogar

La seguridad es el aspecto más importante de una vivienda. Antes de ponernos manos a la obra con la decoración del hogar, debemos cuidar otros aspectos: puertas blindadas, ventanas antirrobo, persianas autoblocantes y una buena alarma.

A todos nos gusta irnos de vacaciones, pero a nadie nos gusta volver y ver que nos han desvencijado nuestra casa. Por eso muchos de nosotros a veces evitamos hacer escapadas a menudo, especialmente si vivimos en chalets -que parecen el punto de mira directo de los ladrones- y especialmente ahora que las noticias nos bombardean continuamente con casos de robos de vivienda. A todos nos gusta tener una casa arreglada, bonita, limpia… pero por encima de todo, apuesto que lo que más valoramos de un hogar es su seguridad. Una casa preciosa y poco segura, se convierte en un blanco todavía más perfecto para los asaltacasas, por eso desde aquí voy a resumir una serie de consejos para que podamos evitar ser víctimas de robos en nuestro domicilio y disfrutar de una seguridad total que nos permita estar fuera de casa sin preocuparnos en el qué pasará al volver.

El primer consejo que te daría un agente policial sería: No dejes tu casa nunca a solas. Si fuera posible que siempre hubiese una persona en el hogar esto nos restaría muchos problemas, aunque igualmente podría darse un caso de robo con personas dentro de la vivienda. Si así ocurriera, trataríamos de comunicarnos rápidamente con la policía o bien en caso de emergencia con los vecinos, por lo que siempre es aconsejable vivir cerca de casas vecinas y no aislados en mitad del campo. Si no tenemos opción alguna de dejar a alguien en casa, entonces recurriremos a los típicos trucos que todos hemos realizado alguna vez. Estoy hablando de dejar la casa activa, como si realmente se estuviera desarrollando vida en su interior: alguna luz encendida, la televisión puesta, la radio sonando… esta actividad dará la apariencia de que hay alguien al otro lado de la puerta y podría ser ya un primer buen motivo para ahuyentar al ladrón.

Pero claro, si nos vamos una larga temporada de vacaciones, no nos podemos dar el lujo de dejar encendida durante días la luz o cosas así, a no ser que contemos con algún sistema automatizado que controle la tecnología de nuestro hogar y la podamos programar a nuestro antojo. Pero no suele ser lo más habitual, así que nuestra misión se encamina en otra dirección: ya no vamos a engañar al ladrón, vamos a ponérselo difícil. Y empezaremos por la puerta principal de casa. Es la primer opción más sencilla para los cacos: entrar por la puerta con pies de plomo y tentar a la suerte. Así que nuestro reto está en presentar una entrada que desilusione a cualquier visitante con malas intenciones. Sí: colocar una puerta blindada. Es cierto que no son baratas, pero son seguras. Y todo tiene un precio a pagar. Las puertas blindadas incorporan una hoja de acero con distintos grosores que proporciona una gran solidez y robustez, lo que se traduce en una puerta difícil de violar y, por tanto, en un objetivo poco apetecible para los ladrones. Para generar esa sensación de puerta  impenetrable, los expertos aconsejan que tengan al menos dos puntos de cierre y que no quede hueco entre el suelo y la parte inferior. Por supuesto que a esto hay que seguir añadiéndole dificultades y colocar una buena cerradura.

Pero claro, si la puerta es inaccesible, entonces hay otro elemento de las casas que se vuelve muy vulnerable: las ventanas. Todos tenemos claro que los cacos cada vez más entran por las alturas, así que no nos queda más opción que reformar nuestras ventanas y dificultarles ese segundo posible acceso. Las que están hechas de madera, por muy bonitas que sean, son fáciles de burlar. Lo aconsejable es tratar con materiales como el PVC o el aluminio, ya que son más resistentes, además de mejores aislantes. Si queremos seguir la misma línea de seguridad que en la puerta principal, podremos dotar a nuestra vivienda de auténticas ventanas antirrobo equipadas con herrajes de seguridad, manillas de bloqueo y cierres especiales. De nuevo esto puede suponer un coste elevado; de ser así siempre podemos copiarnos de estas ideas y crear nuestros propios pestillos/tiradores que den más seguridad a nuestras ventanas. Sigamos aumentando el nivel de dificultad y no nos olvidemos de bajar bien las persianas porque eso ofrece más protección, sobre todo si son persianas autoblocantes. Como último recurso, siempre podemos recurrir a la instalación de rejas (teniendo en cuenta que la separación entre barrotes no debe ser nunca inferior a 12 cm), lo que proporcionará a nuestro hogar un aspecto de fortaleza total.

Si después de todo esto, existe algún valiente que consigue superar todas nuestras trampas y logra entrar en nuestra casa, le esperará la última sorpresita y su peor enemigo: una alarma antirrobos. Esto puede arruinarles completamente sus intenciones: a través del sonido, del movimiento o incluso del calor corporal, se activará la alarma. Incluso podemos instalar otras que se activen directamente cuando una ventana es forzada o se rompa un cristal. Esto tal vez no los acabe de detener, pero no se entretendrán demasiado. Hay dos tipos de alarma: una que emite un pitido alertando a la gente de las inmediaciones, y otras más sotisficadas que emiten el peligro a una central de policía. Sea como sea, el ladrón saldrá pitando de allí.

Por último, antes de marcharnos de viaje, siempre podemos avisar a nuestros vecinos de que vamos a estar fuera una temporada para que ellos estén alertas ante la posible presencia de cacos en la zona. Como dato orientativo, no está de más saber que generalmente el horario donde se producen mayor número de robos es cuando las amas de casa salen a hacer sus compras (09.00 a 12.00 hrs.), cuando cae la tarde (15.00 a 18.00) y entrando la noche (18.00 a 21.00). Otra medida de seguridad también aconsejable es no guardar nada de valor en casa, por si las moscas.

Hecho todo esto, podremos viajar tranquilos que los ladrones, si llegan, se verán inmersos en una película de Solo en Casa. ¿Y qué pasa si el ladrón nos pilla dentro de la vivienda? Para eso, os dejo arriba un vídeo de Youtube que os ayudará. ¡Suerte!

Fuente: forodeseguridad


Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...