¿Por qué se empañan las ventanas?

Los equipos y electrodomésticos que usamos habitualmente, más las duchas y demás generan que en la vivienda se acumule bastante vapor de agua. Ello sumado al frío típico de esta época del año hace que se den fenómenos de condensación, el que provoca que las ventanas se empañen y que aparezcan manchas de moho, hongos y olores feos.

Frío, moho, ventanas empañadas.... ¿por qué?

Por variados motivos las viviendas van acumulando cada vez más vapor de agua. Algunos de los hechos que contribuyen a ello son las duchas, las planchas, las secadoras, las cocinas y las lavadoras. Todos estos equipos van generando el conocido vapor de agua, el cual en época invernal se multiplica, y producto de ello las ventanas suelen estar siempre empañadas.

Lo anterior se da porque con el frío los hogares experimentan ciertos fenómenos de condensación, que son precisamente los culpables de que las ventanas se empañen. También repercute en los cristales, en los espejos e incluso en las paredes. Asimismo, el contraste de temperatura genera que el vapor acumulado en las casas se condense y pase del estado gaseoso al estado liquido.

Pero lo peor no es precisamente el vapor de agua en si, sino lo que éste genera, que es la aparición de moho, hongos, manchas, olores feos, descascarilles en paredes, e incluso provoca que la ropa este siempre humedecida. Pero el tema no queda aquí, sino que sigue, ya que todo lo mencionado anteriormente pone en riesgo la salud de las personas que viven en la vivienda.

El riesgo en la salud se crea básicamente porque el vapor de agua y todo lo que éste genera altera la calidad del aire que se respira, y éste deja el camino libre para la sinusitis, las alergias respiratorias, el asma, las cefaleas y demás.

En el caso de los edificios, la realidad es que también sufren los fenómenos de la condensación, aunque aquí se trata de una condensación intersticial, que si bien se origina del mismo modo que el anterior, aquí se da en el interior de los muros. Es decir que cuando la temperatura baja, el vapor de agua traspasa los cerramientos que no son impermeables a éste y pasa a través de la capa del aislante térmico de los muros, lo que provoca que el agua se precipite dentro del aislante y aparezca la condensación.

Por todo lo anterior, y para evitar que aparezca el vaho en las ventanas, los goteos de agua, que los muebles y la ropa se humedezcan y demás, hay que estar alertas y tener en cuenta lo siguiente: Las manchas negras, de moho y hongos, son las que comienzan a hacer visibles los problemas de condensación. Con lo cual, con su aparición hay que comenzar a actuar. Lo primero que hay que hacer es consultar con algún especialista, el que tendrá que detectar el origen del problema y hacer un diagnóstico para realizar un tratamiento que ponga fin al problema.

Por ultimo, cabe mencionar que un nivel de humedad entre el 40 – 60 % en el interior de las viviendas evitará que el aire que se respira sea insalubre, pero en el caso de que la humedad exterior sea superior al de la vivienda, ya sea por lluvias o días nublados, el porcentaje de humedad interior del hogar se verá alterado y habrá que equilibrarlo.

Vía | Decoestilo
Foto | Tradlands

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 4,00 de 5)
4 5 4
Loading ... Loading ...