¿Por qué se rasca mi perro?

Tener un perro en casa y convivir en el día a día con él supone entender su comportamiento. Hoy queremos explicarte las razones que hay detrás de que tu perro se rasque. Y son muchas más que las clásicas pulgas que todos tenemos en mente.

perros

Hoy volvemos a hablarte de mascotas en Vivir Hogar. Aunque para muchos es un verdadero placer convivir con ellas por todo lo que pueden ofrecerte, tener los cuidados adecuados hará que estén mucho más felices y permitirá que la convivencia en tu casa sea mucho más llevadera. A veces, la falta de experiencia a la hora de cuidar un animal puede jugarte una mala pasada y darle importancia a algo que no la tiene para ellos o al revés. Si tienes un perro que se rasca continuamente, algo que resulta bastante habitual, hoy vamos a intentar ayudarte a entender lo que le pasa.

Los perros tienen el cuerpo cubierto de pelo y en general suelen rascarse a menudo. Pero en ocasiones, este rascado se hace insistente y demasiado frecuente y esto es motivo de preocupación para sus dueños que quieren lo mejor para sus amigos peludos. En realidad, muchos perros tienen la manía sin más de rascarse, y puede que incluso lleguen a despertarte por el batido de sus patas por las noches. Pero, en otras ocasiones, esta costumbre puede esconder parásitos y enfermedades que deben ser controladas por el veterinario por su salud y por la de toda tu familia.

Las razones por las que tu perro se rasca tanto

Lo primero que tienes que hacer es revisar a tu perro y así poder encontrar el motivo por el cual se rasca: picaduras, insectos, caspa, rojeces o cualquier otra cosa que te parezca extraña. Entender aquello que le está produciendo el picor es fundamental para poder ponerle solución. Ten en cuenta que en ocasiones, los perros se hacen mucho daño al rascarse y la consecuencia son heridas abiertas que debes tratar con desinfectantes y evitando que se las siga rascando.

Pero si analizamos los principales motivos por los cuales puede rascarse tu perro nos encontramos con que hay cuatro variantes que se repiten casi en continuación:

  • Pulgas o garrapatas
  • Alergias
  • Irritaciones de piel
  • Picaduras de avispas, arañas o culebras.

Generalmente, la causa más común del rascado de los perros son las pulgas. Eso no significa que algo no va bien en tu casa, ni mucho menos. En cada uno de los paseos que haces al exterior, en cada una de sus salidas, el perro se expone a esa especie que además, solo le ataca a él. Es decir, puedes estar tranquila porque a las pulgas de los perros no le gustamos los humanos. Pero si los antipulgas, pipetas y collares pueden evitarlas y mantenerlas lejos de tu mascota, algunos animales pueden presentar reacciones a su propia saliva. Eso hace que puedan tener heridas o incluso continuar rascándose después del tratamiento. Considera que en este caso lo mejor es que sea un veterinario el que le ponga remedio.

Otro motivo frecuente por el que tu perro se rasca son las alergias. Las alergias alimenticias son las más comunes y pueden ser debidas a los alimentos más habituales de la dieta como carne, pollo, trigo y también pueden ser originadas por colorantes o aditivos que se utilizan para elaborar los piensos pensados de forma específica para estos animales. Es conveniente que lleves a tu perro al veterinario para realizarle un análisis y así determinar cual es el motivo de la alergia, aunque casi siempre tendrás que realizar una prueba-error eliminando algunos de esos alimentos para detectar cuál de ellos le está produciendo el daño.  Eso sí, como ocurre con las personas, las alergias en los perros también puede ser estacional debida a hongos, polen, árboles o hierbas.

Las irritaciones en la piel pueden estar escondiendo una infección ocasionada por un ácaro conocida como sarna. Lo más frecuente es que tenga zonas de la piel muy enrojecidas e incluso va a tener falta de pelo. La sarna es una enfermedad bastante común pero no por eso debemos descuidarla. Lo más conveniente es acudir al veterinario y que sea él quien determine el tratamiento más adecuado.

Las picaduras de abejas o avispas son otro de los aspectos que pueden estar ocasionando esa manía de tu perro de rascarse continuamente. Los perros son curiosos por naturaleza y a veces meten el hocico donde no deben y salen dañados por picaduras que incluso pueden ser de arañas. Si observas que en la zona de la picadura tu perro se rasca de una manera constante, acude al veterinario para que te recete un antiinflamatorio. Tu perro también puede ser mordido por una serpiente, lo notarás porque tu perro chillará y tendrá dos pequeños orificios en la zona de la mordida. Acude lo más rápido que puedas al veterinario para evitar males mayores.

Es cierto que pueden existir otras razones para explicar por qué tu perro se rasca, pero las que hemos mencionado suelen ser las más detectadas. En todo caso, si tienes dudas, lo mejor es que acudas con él a un veterinario para solucionar el problema de raíz.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...