Precauciones para evitar averías en electrodomésticos

Las tomas de corriente y las malas ubicaciones son las causas fundamentales de avería en nuestros electrodomésticos

Electrodomésticos

Cada cierto tiempo en el hogar nos toca cambiar los electrodomésticos. A no ser que vayamos a hacer una reforma general de la cocina o acabemos de comprarnos un piso y vayamos a amueblarlo, por regla general los electrodomésticos van estropeándose primero unos, luego otros… y vamos a tener que ir sustituyéndolos poco a poco por otros nuevos. Como máquinas que son es imposible evitar que se rompan haciendo un uso diario de ellos como solemos hacer. Ahora bien, estos aparatos si son de calidad media tienen que durarnos unos años largos sin darnos problemas y para conseguirlo, tenemos que asegurarnos de que cumplimos una serie de pautas.

Arreglar o comprar un electrodoméstico supone una gran inversión para cualquier familia, por eso es importante conocer las principales causas que dañan nuestros aparatos de la cocina y tratar de evitar las averías más frecuentes. Por ello, lo primero que tenemos que tener en cuenta es la ubicación de los electrodomésticos. Muchísimas averías son producidas porque los dueños colocan sus aparatos en lugares inapropiados de la casa. Pongamos un ejemplo: la nevera jamás puede estar próxima a un foco de calor, es decir, tiene que estar separada adecuadamente del horno, de la calefacción, o de una entrada directa de luz solar. Otro ejemplo: la lavadora no puede situarse encima de una alfombra, ni tener muebles pegados a sus laterales ni residir en exteriores. Y algunos ejemplos más: la vitrocerámica debe estar lejos del fregadero y el horno no puede tocar la pared del fondo.

Aunque algunos de estos aspectos dependen del constructor/diseñador de nuestra casa, lo cierto es que tenemos que hacer todo lo posible por seguir estas pautas. Otro aspecto que tenemos que tener siempre en cuenta son las tomas de corriente. En el caso de electrodomésticos es importante que solo empleemos una única toma para cada aparato; los ladrones y este tipo de acoples no son nada aconsejables. Así mismo, tiene que ir a una toma de 16 amperios, excepto la vitrocerámica que requiere un poco más, 25.

Ya por último, tengamos cuidado cuando vivimos en casas más antiguas porque en estas viviendas es más frecuente todavía tener problemas eléctricos que pueden dañar fácilmente nuestros electrodomésticos. Por eso, os recomiendo informaros bien sobre la potencia que tenéis contratada, disponer de un cuadro eléctrico bueno que posea diferenciales y cambiar todos los enchufes si es necesario para que cuentes con 16 amperios, salvo vitrocerámica. Antes de conectar a la corriente un electrodoméstico nuevo, siempre hay que investigar su consumo de watios. Dicho esto, espero que estos consejos alarguen la vida de vuestros aparatos en casa y os olvidéis durante años de las averías más comunes.

Fuente: bricolaje

Foto: Plage vinilos y decoracion

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...