Proteger las viviendas de las plagas del verano

Para prevenir que las plagas de verano se hagan presente en las viviendas, hay que realizar una buena y profunda limpieza, como así también evitar los factores motivadores que estimulan la presencia de las mismas. No permitamos que las cucarachas, mosquitos, hormigas y avispas se apoderen de nuestros hogares.

El verano no sólo trae días lindos y soleados para disfrutar en la playa o en los jardines de las viviendas. Lamentablemente, el verano también trae consigo a algunas plagas, siendo las más habituales las plagas de cucarachas, mosquitos, hormigas y avispas.

Proteger las viviendas de las plagas del verano

Las viviendas, jardines, piscinas, restaurantes y demás sitios se convierten en lugares muy confortables para las plagas durante el verano. El calor, el agua, la luz y los restos de comida son los motivadores principales que persiguen estas plagas. Y como vemos, todos estos factores están presentes en las viviendas. Por ello hay que tomar algunas precauciones y proteger los hogares de estas plagas que pueden resultar dañinas para la salud de las personas.

Anecpla, Asociación Nacional de Empresas de Control de Plagas, sugiere incrementar las medidas preventivas y los programas de mantenimiento y control durante los meses de verano.

Algunas de las formas de evitar y prevenir que las plagas se instalen en las viviendas son: limpiar los restos de comidas de las mesas y encimeras, cerrar bien las bolsas y los cestos de basura, sellar las grietas de los hogares (principalmente las grietas que están cerca de los lavabos, fregaderos, sumideros y zócalos), tener una buena ventilación y temperatura, revisar los desagües, prevenir que haya agua estancada y no tener luces subacuaticas en las piscinas.

Teniendo en cuenta lo antedicho, las probabilidades de que las plagas de verano se hagan presentes en las viviendas son menores. Por ello, les recomendamos apuntar dichos lineamientos y además sugerimos realizar una limpieza profunda en toda la vivienda.

Las plagas más frecuentes

Como mencionamos al principio, las plagas más habituales son las cucarachas, los mosquitos, las hormigas y las avispas. Además de estas plagas, debemos sumar las moscas y los roedores.

Lo más preocupante de ellas no son la molestia y el desagrado al verlas, sino las enfermedades que pueden transmitir, principalmente las cucarachas y los roedores. Estas dos plagas son transmisoras de enfermedades que pueden generar reacciones muy adversas en los cuerpos. Por ello mismo, hay que prevenirlas.

Vía | 20 minutos
Foto | Elbragon

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...