Puertas de interior y exterior: Tipos y características

En esta oportunidad nos dedicaremos a analizar las características y funciones que deben cumplir las puertas, según el lugar de la casa donde irán colocadas. Es decir, si la puerta será de entrada, esta deberá cumplir determinadas funciones, razón por lo que tendrá que ser de determinado material. En cambio, si la puerta es interior, podrá ser de otro material y cumplir otras funciones.

Puertas internas y externas: Tipos y características

En las últimas publicaciones hemos estado  centrándonos en diferentes tipos, clases y características desde diferentes aspectos. Estilos diferentes para decorar nuestro jardín y tipos de brocas para madera. Hoy continuaremos con la tendencia y nos encargaremos de analizar los diferentes tipos de puertas para un hogar.

Lo primero y más importante es entender que de acuerdo al lugar de la casa donde colocaremos la puerta, esta tendrá características particulares. Es decir, si la puerta la colocaremos en la entrada del hogar, esta deberá cumplir con los siguientes requisitos: deberán ofrecer seguridad, aislamiento, y comodidad de uso. En cambio, si la puerta es interior, sus funciones cambiarán. En este caso tendrá que ofrecer intimidad, dejar pasar o no la luz, separar ambientes, facilitar la climatización de las diferentes salas, etc.

Además de las funciones, el material también suele cambiar. Si bien podemos elegirlas del material que más nos guste, debemos tener en cuenta que dependiendo de la función, hay materiales que ofrecen mejores características para determinado objetivo.

A modo de ejemplo podemos decir que como la puerta exterior debe ofrecer la mayor seguridad posible frente a robos, resistir a los cambios climáticos, aislar térmica y acústicamente, el material elegido debe colaborar con dichas funciones, por lo que la madera, los metales y el PVC suelen ser materiales idóneos para estos casos.

En cambio, en las puertas interiores, estas generalmente suelen ser de madera, ya que este material otorga un ambiente más cálido y acogedor al hogar. Además, la madera permite un tipo de decoración acorde para cada casa.

Algunos tipos de puertas son:

Batientes: Estas son de una o dos hojas y su ángulo de apertura es al menos de 90 grados.

Oscilobatientes: Estos tipos de puertas tienen un mecanismo permite la apertura en las dos direcciones, oscilando en ambos sentidos.

Correderas: En alguna oportunidad hemos hablado particularmente de ellas. Son las puertas cuyas hojas se deslizan, teniendo la particularidad de que pueden tener una o dos hojas; de forma curva o semicircular. Son ideales para ganar espacio.

Giratorias: Estas son poco comunes en las casas. Generalmente las encontramos en centros comerciales, bancos  o grandes tiendas. Tienen una estructura externa fija circular o semicircular con hojas internas que se mueven normalmente en sentido contrario a las agujas del reloj de forma manual o automatizada.

Telescópicas: Estas son de  sistemas laterales que cuentan con varias hojas que  pueden deslizarse hasta ocupar sólo el tamaño de una hoja.

Plegables: En el caso de las plegables, su mecanismo de apertura es el de plegamiento de las hojas, generalmente pequeñas y en zig-zag.

Fuente: Open Deco

Foto: Puerta interna por JuanJaen en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...