¿Qué necesitas para tener un gato en casa?

Aunque se trata de un animal muy independiente, el felino exige ciertas comodidades para mantenerse a gusta en un determinado lugar. Con estos accesorios se sentirá como un rey.

Tu gato estará feliz si tienes todo esto en casa

¿Estás pensando en tener un gato como mascota? Buena decisión. Estos animales son independientes, se limpian solos, no ensucian demasiado, son silenciosos y tranquilos, favorecen la salud del corazón y ayudan a reducir la ansiedad. Adicional a ello, suprimen la sensación de soledad y favorecen la comunicación en personas con trastornos o capacidades especiales como el autismo.

Si ya estás convencido de tu elección, debes asumirla con toda responsabilidad. Eso implica verificar si cuentas con todo lo necesario para tener un gato en casa. Aunque prácticamente se cuida solo, requiere de ciertas atenciones y requerimientos para adaptarse sin problemas a su nuevo hogar.

Consejos para recibir como se debe al gato

En primera instancia conviene saber que los gatos recién nacidos son incapaces de regular la temperatura de su organismo, por lo que están propensos a presentar hipotermia y malestares  pulmones. Por esta razón es vital mantenerlos en un ambiente calientito, a una temperatura de 21ºC a 24ºC. Puedes hacerte con una almohadilla eléctrica de calor ajustable, para los días de mayor frialdad. Si crees que no puedes lidiar adecuadamente con esta situación, prefiere un felino adulto.

Tendrás que educarte muy bien sobre su alimentación. Si el gato que has elegido no alcanza el mes y medio de vida, deberás alimentarlo con una leche similar a la materna, ya que apenas se está desarrollando su sistema inmune. Cuando esté próximo a cumplir los dos meses, podrás incluir comidas solidas o purés. Hazlo de forma paulatina para que no haya reacciones ni complicaciones.

Haz una lista con los accesorios y artículos que pueda requerir tu “amigo” e incluye unas cuentas recompensas. Con ellas podrás motivarlo durante su entrenamiento para el uso de la caja de arena o el rascador. También te ayudarán a estrechar lazos de afinidad con él.

Con todo esto se sentirá de maravilla

La consulta a un veterinario antes de trasladar al gato a casa puede servirte para preparar el terreno. Él te ofrecerá la información básica sobre las exigencias del animal, según su raza, edad y sexo. Las siguientes son recomendaciones que te darán una orientación general:

  • Comida. Si se trata de un gato adulto, le agradará que de vez en cuando le brindes una bola de atún. Algunas tiendas para mascotas las ofrecen ya preparadas por porciones.
  • Comedero y bebedero. Deben adecuarse al tamaño del gato. Opta por aquellos de higienizado rápido y cualidades antibacterianas. La cerámica es excelente al tacto y conserva las temperaturas. Colócalos en un área donde pueda comer tranquilamente.
  • Caja de arena.  Procura que esté alejada de sus platos, y a una distancia prudencial de su cama y área de juegos. Aunque no lo creas, estos animales son quisquillosos con el tema.  Una excelente opción es apostar por los areneros cerrados, especialmente si se trata de un macho. Así evitarás que sus desechos se “escapen” de la caja o la arena quede desperdigada por el área.
  • Pala. Será tu mejor aliada para prevenir malos olores e higienizar la zona.
  • Cama. Los felinos tienen fama de dormilones, y muy justificada. Tu gato podrá descansar la mitad del día si así lo desea. De allí que conviene buscar una cama acolchada, seca y limpia.
  • Cepillo. Entre los encantos de los gatos realza el hermoso pelaje de la mayoría. Hazte con un buen cepillo o peine que se adapte al largo y abundancia de su melena. Al cepillarlo procura hacerlo con suavidad. De seguro le sacarás más de un ronroneo.
  • Malta. Quizás veas con frecuencia a tu mascota lamer su pelaje. Si es largo, podría producir aglomeraciones de pelo en el tracto intestinal. Para contrarrestar los efectos, los especialistas recomiendan tener a la mano un poco de malta. Es parda, alargada y resbaladiza al tacto, pero regula su función intestinal.
  • Pasta y cepillo dental. Los hay especiales para mininos. Cepilla sus piezas dentales para prevenir caries, sarro o placas. Ten en cuenta que los dentífricos que utilizas para ti, podrían intoxicarlo.

Mantenlo de buen humor, mantenlo activo

Los gatos con tendencia sedentaria son malhumorados. Prevén esto desde el principio comprándole plumas, pelotas, ratones u otros juguetes que le permitan distraerse a lo grande.

¿Te preocupa que tus muebles amanezcan arañados? No tendrás problemas si cuentas con un rascador en casa. Así estirarán su cuerpecito y limarán sus garras.

Para dar una vuelta con él, te será sumamente práctico tener un trasportin acorde a su contextura. Como plus, te sugerimos tener hierba gatera. Su fragancia semejante a la menta tiene cualidades narcóticas que lo alegran, sin perjudicarlo.  Correrá y brincará después de comerla. Por la apariencia de tu vivienda no te preocupes. Hay accesorios para gatos que también decoran la casa.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...