Quitarle el óxido a los elementos metálicos

Uno de los problemas más comunes de los elementos metálicos es el oxido, sobre todo si se trata de mobiliarios exteriores. Sin embargo, la solución a este problema no suele ser muy complicada. En primer lugar porque existen productos desoxidantes, y en segundo lugar porque de no querer o poder utilizar estos productos, también es posible solucionar el inconveniente con la ayuda de muy pocos materiales.

Quitarle el oxido a los elementos metálicos

Uno de los problemas más comunes de los elementos de metal es su oxidación, sobre todo si se tratan de mobiliarios exteriores. Sin embargo, solucionarlo no es tan difícil como parece. De hecho podemos elegir dos alternativas, o en caso de que una no solucione el problema, optar por la otra.

La solución más sencilla es la de utilizar productos desoxidantes que remueven esta capa sin necesidad de otros procesos, tan solo lijar levemente la superficie para eliminar las partes que quedaron sueltas, y de esta forma que la nueva capa de pintura obtenga mayor agarre.

Si esta alternativa no soluciona nuestro problema, o simplemente preferimos realizar el trabajo sin la ayuda de estos productos, lo que debemos hacer es lo siguiente:



Si el oxido es mucho, lo que debemos hacer es retirarlo con la ayuda de un estropajo de aluminio o de un cepillo metálico de cerdas duras, si en cambio no es demasiado, seguramente bastará con un papel lija. Sin embargo, será una buena idea utilizar en primera instancia un papel de grano grueso, y finalmente acabar con papel de grano fino, el cual nos permitirá suavizar la superficie.

  • Cuando realicemos este trabajo, lo aconsejable será protegernos de los restos que se vayan soltando.

Cuando ya hayamos pasado ambos papeles, el siguiente paso será el de eliminar todo el polvo, para que así los productos que se coloquen posteriormente tengan el agarre necesario.

Una vez realizado este trabajo lo recomendable es la colocación de productos inhibidor de óxido. Estos productos cuentan con características de cubrición muy importantes, además de ser útiles tanto para el interior como el exterior, ya que algunas de sus características les permiten resistir bien a la intemperie y secar de manera rápida. A pesar de contar con dichas características, siempre es aconsejable la aplicación de varias manos para optimizar su función y lograr así un buen acabado.

Para su colocación es importante respetar las indicaciones que sugiere el fabricante, colocarle más de una capa, no sin esperar a que una seque para colocar la otra. Realizando esta tarea lograremos crear una película protectora que dificulta y previene la oxidación.

Esto puede ser reforzado con la colocación de una o dos capas de minio. El minio es un recubrimiento que evita la corrosión y el deterioro de las piezas de hierro.

Fuente: Manualidades en la revista
Foto: Elementos oxidados por Arte y fotografia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...