Regla 10/10: una fórmula para organizar tu vida

Seguro ya has escuchado hablar del minimalismo como estilo decorativo, pero esta tendencia ha inspirado ciertas normas con las que podrás ordenar tu existencia y alcanzar la felicidad. Acá te las explicamos.

10/10 la fórmula con la que podras organizar tu vida“Menos es más”. Esta frase define al minimalismo como tendencia decorativa. Espacios amplios, ordenados, iluminados y con pocos objetos surgen de esta corriente que se ha popularizado en el mundo del interiorismo. Sin embargo, sus aplicaciones han traspasado los límites de la ambientación y el arte. Joshua Fields Millburn y Ryan Nicodemus son los artífices del libro “The Minimalists”, un texto que destaca en la sección de autoayuda de las librerías estadounidenses, y que se ha valido de este concepto para crear una nueva filosofía de vida. Esta obra contiene una serie de reglas denominadas 10/10, con las cuales es posible organizarse emocional y mentalmente, dejando a un lado lo superfluo y redundante.

Ellos organizaron su vida con la regla 10/10

Es común que la gente crea necesitar muchas cosas materiales para ser feliz, comprar de forma compulsiva, y llenarse de objetos o de lujos para sentirse bien, pero hay límites. Fields y Nicodemus pusieron un alto a todo ello y decidieron compartir su testimonio con otros. La respuesta ha sido abrumadora. Miles de individuos han asistido a sus charlas, descargado sus podcasts, afiliado a su blog y unido a su Teoría de las Posesiones Materiales 10/10.

“Estábamos en la cumbre de nuestras profesiones. Ganábamos mucho dinero y teníamos de todo, pero lamentablemente nos dimos cuenta de que no éramos felices. Vivíamos ansiosos y estresados. Por eso dijimos ‘basta’ y pensamos que sería buena idea transmitir el mensaje. Ayudar a otras personas”, ha dicho Nicodemus en diversas entrevistas.

Partiendo de la lógica matemática

Son muchos los consejos para reducir las cosas que poseemos y aplicar la lógica matemática en el proceso. Una fórmula que instan a usar es la 90/90. Esta consiste en identificar los elementos que no has utilizado en los últimos 90 días y no piensas emplear en los próximos 90 días. A esos debes sacarlos de tu vida. Véndelos o dónalos, pero no los conserves. Ya cumplieron su ciclo.

La siguiente regla es la del 10/10, que es aplicable tanto en tu vivienda como en tu vida. Para ello debes reflexionar un poco. Preguntarte qué valor dan a tu existencia esos objetos que adquiriste tras innumerables y agotadoras horas de trabajo constante. ¿Valen la pena el esfuerzo? Tal vez tengas muchas que no. Seguidamente, conviene que analices todas tus pertenencias y hagas una lista con los 10 artículos más costosos que compraste en los últimos 10 años, ya sea tu vivienda, un automóvil, joyas una obra de arte…

Luego de eso, haz otro listado con las 10 cosas que en los últimos 10 años te han hecho más feliz o sumaron puntos a tu dicha o bienestar. En esta parte seguramente no habrá coincidencias con el conteo anterior. Es probable, que entre tus momentos próspero destaquen los juegos con tus hijo, las comidas con tus padres, los paseos en la playa o el compromiso con tu pareja…

Esto lleva a una conclusión. Y es que no hace falta tener dinero ni grandes bienes para alcanzar la plenitud. Fields y Nicodemus lo comprobaron y ahora abogan por la reducción de las posesiones triviales, para ir tras la búsqueda de una ruta que conduzca a la paz mental. La idea es aprender a discernir sobre lo que realmente tiene valor y reforzarlo. Quien se tome un tiempo para pensarlo con honestidad, verá que pesan más las vivencias que los bienes materiales.

A ellos les ha funcionado esta teoría ¿Te animas?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...