Renovar ventanas, soluciones para un mayor aislamiento

Al momento de cambiar las ventanas de nuestro hogar tenemos que tener presente que estas son de suma importancia para mantener nuestra vivienda más aislada térmicamente. Debemos tener en cuenta algunos conceptos que nos permitirán elegir la ventana correcta para nuestra casa. A continuación nos encargaremos de eso, para lograr ambientes más cálidos en invierno y más frescos en verano.

Renovar ventanas, soluciones para un mayor aislamiento

Hace no mucho tiempo atrás hemos hablado sobre la restauración de ventanas, más específicamente sobre aquellas hechas en madera, que con el paso del tiempo y los climas variantes, presentan signos de envejecimiento, y resulta inevitable restaurarlos.

También recuerdo que en alguna oportunidad nos hemos hecho referencia a la importancia de que una casa se encuentre bien aislada desde el punto de vista térmico. Decíamos que las ventajas que nos entrega una buena aislación térmica no solo se puede observar en el verano, con hogares más frescos, o en invierno, con ambientes más cálidos, sino que además esto es algo que puede observarse desde el punto de vista económico, con la disminución del consumo eléctrico.

Es por eso que en esta oportunidad realizaremos algo así como una mezcla de ambas cosas, y desarrollaremos algunos conceptos a tener en cuenta cuando se busca renovar ventanas, en este caso por unas nuevas, y conseguir un hogar más aislado térmicamente.


El secreto para que una vivienda se encuentre bien aislada esta en los cerramientos, sobre todo de las ventanas, ya que a través de ellos se puede escapar el calor de un hogar o ingresar corrientes de aire frio.

De esta manera, al momento de renovar las ventanas de nuestro hogar tenemos que prestarle mucha atención a los cerramientos, y además a los siguientes conceptos:

Las ventanas de aluminio son las más económicas, aunque es cierto que hoy en día las realizadas en PVC tienen prácticamente el mismo precio.

En niveles económicos, las ventanas de apertura corredera también son las más baratas. La desventaja en este caso es que no son tan aislantes como si lo son las abatibles o las oscilobatientes.

En niveles de aislamiento térmico, las abatibles o las oscilobatientes son las más indicadas, aunque en contraposición con las plegables y las de aluminio, estas son más caras.

Otro aspecto fundamental al renovar una ventana es el tipo de acristalamiento. En la actualidad la tendencia es colocar ventanas con doble acristalamiento, algo que sin dudas colabora notablemente con la aislación térmica del hogar. ¿A qué se debe? A que este sistema consiste en dos cristales con una cámara de aire o gas (kriptón, argón o SFC) entre ambos, sellada con productos específicos.

En otro aspecto, también debemos procurar que el espesor de los vidrios no sea menor a 4 milímetros. De hecho es recomendable que el exterior sea de 1 milímetro más grueso que el interior, para que el aislamiento sea mejor. Lo mismo sucede con la cámara de aire, que cuanto más amplia sea mejor será el asilamiento.

Finalmente, otro punto importante es que si las ventanas son de aluminio deben tener sistema de rotura de puente térmico (RPT). Es un sistema que evita que las ventanas transpiren cuando hace frio afuera y calor adentro.

Fuente: Decoestilo

Foto: Ventana por GrantMcDonals en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...