¿Sabias que puedes perfumar la casa con la aspiradora?

¿Quitar el polvo y aromatizar las estancias de una sola vez? Sí, hay un electrodoméstico que se convertirá en tu principal aliado para esta tarea. Si lo tienes, no lo desaproveches.

Usa la aspiradora para perfumar tu casa

Una de las sensaciones más placenteras que podemos experimentar a través de nuestros sentidos, son los aromas. Por eso es común que algunas familias gasten una pequeña fortuna en productos para perfumar su hogar. Entrar a casa e inhalar una fragancia agradable relaja y reconforta. Aplica estas sencillas recomendaciones para lograrlo. ¿La herramienta principal? Tu aspiradora.

Cuando utilizas la máquina para absorber polvo y suciedad, esta también libera aire mediante la bolsa de almacenaje de residuos. Ese aire que expulsa puedes aprovecharlo de una forma simple para aromatizar a su paso.

¿Aromatizar la casa con la aspiradora? Sí, es posible

Hazte con el aceite aromático de tu preferencia, incluso puedes comprar o preparar varios para intercalarlos. Los más confortables y que neutralizan otros olores son los de lavanda, floral, canela, vainilla y cítricos. También puedes emplear una colonia que ya no uses.

Una mezcla recomendable y que huele fabuloso se obtiene con unas 8 naranjas, 4 limones, un puñado de hojas de menta y otra de romero. En un frasco debes colocar unos 250 mililitros de alcohol y la misma cantidad de agua. Luego tienes que pelar los limones y las naranjas, y colocar las cáscaras en un trapo junto con las hierbas. Procede a marchar todo muy bien, casi hasta pulverizar, e introduce todo al recipiente con agua y alcohol. Cuando lo hayas realizado tendrás listo tu aromatizante.

Toma un toalla pequeña o pañuelo y mojalo bien con la mezcla que preparaste, el perfume o un aceite esencial. Toma el trozo de tela e mételo en el contenedor de polvo de la aspiradora. Procura que esté limpio y vacío cuando lo hagas. Igualmente recuerda que no debes permitir que la bolsita se llene a tope, pues causaría daños en el electrodoméstico.

A continuación pasa la máquina como de costumbre por tus alfombras, tapetes, cortinas, esquinas y muebles. Verás que cuando trabajes se eliminará el olor a suciedad, pues se irá esparciendo por el aire el rico perfume que pusiste adentro.

Puedes repetir la operación cuanto lo desees o sólo cada vez que hagas el aseo, pues es súper práctica y cómoda. Cuando termines saca la telita y lava. Usa una resistente y que no destiña, para que puedas meterla a la lavadora. ¿Te animas a poner este truco en práctica? Creemos que sí.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...