Saca partido a tu recibidor

Las paredes son las aliadas para decorar en recibidores pequeños

Los recibidores son áreas de tránsito en la casa, acostumbramos a no prestarles atención puesto que permanecemos muy poco tiempo en esta zona de nuestro hogar. Sin embargo, no deberían ser estancias de segunda categoría y también debemos prestar una atención espacial a su decoración.

Composición de cuadros

Composición de cuadros

El recibidor es la sala de entrada a nuestro hogar y, por lo tanto, es una carta de presentación. Normalmente tienen poco espacio, son zonas de paso o carecen de luz directa, pero precisamente por ello es importante tenerlo bien decorado. Piensa en las características de esta habitación y en el tipo de decoración que tienes en el reto de tu hogar y trata de aplicarle estos y otros consejos para ponerlos más bonitos y sacarles partido.

Usar colores claros para ganar luminosidad: uno de los trucos para sacar partido a tu recibidor es contrarrestar esta falta de luz directa con colores muy claros como el blanco, el amarillo pastel o el turquesa. Nosotros te proponemos que uses el blanco para pintar las paredes o en el color de los muebles y baldas que quieras colocar en esta habitación, de este modo ganarás en luminosidad.

Hacer una composición con cuadros o marcos: es habitual que los recibidores tengan dimensiones pequeñas que impidan el uso de muebles, pero puedes hacer uso de las paredes para decorar esta sala. Nuestra recomendación es hacer una composición desigual con marcos de madera de distinto tamaño que dejen entrever el color de la pared y otras con láminas muy sencillas. Si tienes oportunidad, coloca una balda estrecha.

Los espejos multiplican la sensación de espacio: una buena idea para aumentar la sensación de espacio en un recibidor pequeño es colocar un espejo o una composición (mismo tamaño y forma para crear uno de mayor) de ellos en la pared y una balda volada en lugar de un mueble que agobiaría el espacio. Si, a más, tienes un espacio pequeño añade una lampara de mesa (de pie delgado y pantalla blanca) que de luz.

Aprovecha el espacio para almacenar: cuidar la decoración de una sala no es sinónimo de renunciar a sus funciones de almacenamiento. Las baldas son una buena forma de crear un espacio donde dejar las llaves y otros enseres que debemos llevar encima antes de salir de casa; también puedes usar un paragüero o un zapatero. Nuestra apuesta es usar ganchos para poder colgar abrigos y demás enseres de uso habitual.

Foto: ganessas en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...