¡Sácale partido a tu secadora!

La secadora es un electrodoméstico muy útil aunque a veces no sabemos utilizarla bien. Si quieres saber todo sobre el funcionamiento de ls secadoras no dejes de leer este artículo

secadora

La secadora es un electrodoméstico que en muchos lugares de España no es muy necesario, porque apenas llueve. Sin embargo, no deja de ser útil incluso en estos lugares, pues te ahorra el trabajo de tender la ropa. A la vez, pese a tratarse de uno de los que más consume, cuando se acumulan coladas por el frenético día a día en el que vivimos, puede resultar un gran aliado a la hora de ahorrar tiempo. Y ahorrar tiempo es casi un imprescindible en la actualidad.

El funcionamiento de la secadora se basa en la aspiración de aire frío mediante una turbina o ventilador. Este aire se calienta por medio de resistencias eléctricas y es dirigido al tambor de la secadora donde se encuentra la ropa dando vueltas. Con ese calor que se emite, se consigue secar la ropa en mayor o menor medida. Hay que tener en cuenta que no todas las secadoras son iguales y que, para que funcionen correctamente hay que evitar llenarlas al máximo. Lo aconsejable es que haya espacio entre la ropa para que las altas temperaturas consigan obtener el resultado específico.

Tipos de secadoras

Antes de comprar una secadora debes fijarte en el precio, en el consumo eléctrico y en el uso que le vas a dar. También debes decidir si la quieres de condensación o de evacuación.

  • Condensación: Recoge el agua procedente de la condensación en un depósito interno
  • Evacuación: Requiere de una salida exterior para evacuar el agua a través de un tubo

Consejos para el uso correcto de la secadora

  • Revisa las etiquetas de las prendas y averigua si pueden secarse en la secadora, pues existen tejidos como la lana o el lino que encogen al meterlos en la secadora.
  • Procura introducir la ropa en la secadora después de haber pasado por la centrifugadora de la lavadora
  • vita secar prendas con relleno de espuma como sujetadores, baberos.. porque al calentarse pueden derretirse o deformarse
  • No cargues en exceso el tambor de la secadora, pues la ropa se arrugará más y gastarás más energía
  • Seca las prendas por tipos de tejido y por peso, pues las prendas más livianas se secarán más rápido y así evitarás que se deterioren por un exceso de secado
  • Las camisetas estampadas es mejor que las seques del revés
  • Las secadoras de hoy en día tienen un control electrónico que detecta cuando la ropa está seca, pero si tu secadora es más vieja y no lo tiene, debes estar pendiente para que la ropa no se reseque demasiado, pues se estropeará más y también será más difícil de planchar.
  • Si tienes mucha ropa para lavar, procura secarla sin dejar que se enfríe la secadora, de esta manera aprovecharás el calor de los secados anteriores.

Consejos de mantenimiento de la secadora

  • Limpia el filtro de pelusas. Este filtro suele encontrarse en la puerta de la secadora oen la zona inferior de la misma. Para un mejor funcionamiento de la secadora, es mejor que limpies este filtro después de cada secado.
  • No olvides colocar de nuevo el filtro en su lugar, pues una secadora sin filtro no debe utilizarse.
  • Si tu secadora es de evacuación, comprueba que el tubo de evacuación no esté taponado por pelusa o por alguna prenda de ropa.
  • Si tu secadora es de condensación, vacía el deposito de agua condensada que suele estar situado en la parte superior aunque algunos modelos lo tienen en la puerta. Normalmente las secadoras tienen un testigo luminosos que te avisa cuando este deposito está lleno.
  • Limpia también el condensador que está situado en la parte  izquierda de tu secadora de condensación. Debes limpiarlo al menos cada 10 o 12 secados.
  • Lee el manual de instrucciones de tu secadora para que comprendas mejor su funcionamiento y procura tenerlo siempre a mano para saber solucionar pequeños problemas que se puedan presentar

Con los trucos adecuados será realmente fácil mantener en perfecto estado tu secadora para conseguir los mejores resultados en tu ropa. Y si empiezas a echar la cuenta del tiempo que te ahorra, creo que una vez la pruebes en casa, ya no sabrás vivir más sin una.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...