Seguridad en el trabajo

Los accidentes dentro del hogar a causa de la realización de alguna tarea de albañilería o bricolaje son muy comunes. En muchos casos nos confiamos o creemos que el trabajo no nos producirá ningún problema, pero un simple descuido o desatención puede ser muy peligroso si no se toman las medidas de seguridad correspondientes.

Seguridad en las alturas

El hecho de que realicemos trabajos dentro de nuestro hogar, ya sean  pequeños o grandes, no nos dejan exentos de tener que tomar algunas medidas de seguridad. Los accidentes dentro del hogar a causa de la realización de alguna tarea de albañilería o bricolaje son muy comunes. En muchos casos nos confiamos o creemos que el trabajo no nos producirá ningún problema, pero un simple descuido o desatención puede ser muy peligroso si no se toman las medidas de seguridad correspondientes.

Hablamos de accidentes muy comunes, con herramientas muy simples. Por ejemplo, si hacemos un repaso por los distintos post y trabajos que proponemos en ellos, notaremos que en la mayoría de los casos necesitamos utilizar herramientas básicas  como destornilladores, alicates, martillo o taladro. Este uso tan corriente de las mencionadas herramientas, en muchas oportunidades nos lleva a olvidarnos de tomar medidas de seguridad cuando trabajamos con ellos. Sin embargo, cortes y golpes en las manos o en distintas partes del cuerpo, lesiones oculares, lesiones musculares por sobreesfuerzos o gestos violentos son accidentes muy frecuentes y numerosos.

Por eso, para que conozcamos y nunca olvidemos, a continuación les propongo algunas normas básicas de seguridad a la hora de trabajar en nuestros hogares.


En relación a estos accidentes que nombrábamos anteriormente, vale destacar que en la mayoría de los casos estos se producen por utilizar herramientas defectuosas o en mal estado, o por utilizarlos de forma incorrecta. Además, algunos de ellos se producen también por pequeños descuidos que son muy fáciles de evitar, como por ejemplo: abandonar las herramientas en lugares peligrosos y almacenarlas y transportarlas de manera insegura.

Para evitar este tipo de inconvenientes, siempre es recomendable observar el modo de fijación de los mangos o asas (no deben desprenderse con facilidad) al momento de comprar una herramienta.

Como medida preventiva es importante que utilicemos cada herramienta para el fin que fue diseñada, como así también corroborar su buen estado antes de utilizarla. Por otra parte, es importante que guardemos los aparatos en cajas, maletas o bolsas, con los filos y las puntas protegidos para evitar cortes. Por último, no conviene almacenar las máquinas en lugares altos, ya que podrían deslizarse y caer.

Otro de los males más comunes es el de las lesiones lumbares. Estas generalmente aparecen por levantar cargar de manera incorrecta o de mucho peso. La recomendación en este caso es no intentar alzar un objeto muy pesado cuando se desconoce si se va a poder con él, acercar los pies al peso y colocarlos separados para tener una mayor base y lograr un equilibrio estable.

Además hay que precisar el punto o puntos de agarre más adecuados y alternar posturas y tareas para evitar sobrecargas musculares.

Finalmente, si la carga es muy pesada es conveniente utilizar carretillas o manipularla entre dos personas.

Por último, otro de los factores en los que es necesario tomar precauciones es en la altura. Todo tipo de trabajo que se realice sobre alturas requiere de un análisis de todos sus peligros y de herramientas de seguridad adecuadas.

Si además trabajamos con materiales, es imprescindible colocarlos de manera que no caiga al vacío o pueda lesionar a quien está trabajando. También hay que evitar el transporte de cargas pesadas cuando se está en el tejado y, sobre todo, cuando sopla el viento.

Estas son tan solo algunas normas básicas que debemos respetar, no olvidemos que está en juego nuestra integridad física.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...