Sillas de oficina, consejos para realizar una correcta elección

Elegir correctamente las sillas de la oficina es muy importante para el cuidado de nuestra salud. Muchos de los problemas musculares, de contracturas y zonas lumbares son producidos por una mala silla de oficina. Es por eso que en este post desarrollaremos los aspectos que debemos tener en cuenta para seleccionar una correcta unidad.

Sobre todo en oficinas, las sillas de escritorios deben ser elegidas con sumo cuidado, teniendo en cuenta que allí pasamos muchas horas del día. Realizar una correcta elección no depende únicamente de que el aspecto estético combine con el mobiliario o la decoración de la oficina. Aunque ese es un aspecto que debemos respetar, lo más importante es cuidar nuestra salud.

Sillas de oficina, consejos para realizar una correcta elección

Las malas posturas suelen ser las responsables de muchos dolores lumbares, de cintura y del cuerpo en general. Esto es algo que podemos evitar si contamos con una silla de escritorio adecuada.

Aspectos a tener en cuenta…

Asiento: El asiento de la silla es un aspecto fundamental. El modo de darnos cuenta si el mismo es del tamaño correcto es colocar la espalda en buena posición contra el respaldo, e intentar deslizar la mano entre la parte de delante  del asiento y la parte de atrás de tus rodillas, si podemos hacerlo entonces el asiento tiene el tamaño adecuado, sino habrá que elegir otro modelo.

Apoyabrazos: Si nos gusta apoyar las manos en los apoyabrazos, entonces lo que tenemos que hacer es adquirir un modelo que tenga un buen contorno e incluso acolchados. Es recomendable que además sea de altura ajustable.

Respaldo: El respaldo es otra de las cosas a la que le debemos prestar mucha atención. Lo aconsejable es que sea posible ajustar el respaldo, e incluso que este pueda reclinarse al menos unos quince grados para tener diferentes posiciones de sentado. Será importante adquirir un modelo de silla que tenga un apoyo lumbar, con el objetivo de mantener la curvatura natural de la espalda baja.

Base: Lo ideal es que la silla cuente con cinco patas en la base, ya que una cantidad inferior podría no entregar el apoyo suficiente para el peso de nuestro cuerpo. Si son patas que cuentan con rueditas, entonces será mejor que estas puedan moverse y girar libremente.

Altura: La altura ideal de la silla es aquella que nos permite apoyar las suelas de nuestros zapatos sobre el suelo. Sin embargo, es necesario que la silla cuente con la posibilidad de ajustar la altura según el usuario que quiera utilizarla. Lo importante es evitar que los pies queden colgando, ya que resultará difícil formar la S de la columna, lo que nos causará muchos dolores futuros.

Los dolores lumbares, las contracturas y muchos otros malestares musculares son causados por una mala postura al sentarnos. Teniendo en cuenta estos aspectos lograremos evitarlos, y nuestro cuerpo estará muy agradecido.

Fuente: okdecoracion
Foto: Sillas por Walala Pancho en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...