Tipos de parrilla

De acuerdo al espacio que tengamos disponible para colocarla será el tipo de parrilla que podamos escoger. Para darnos una idea de los modelos y alternativas que existen en el mercado, a continuación una conoceremos algunas de ellas son:

Debo reconocer que soy uno de esos fanáticos que aprovecha cualquier oportunidad para prender un fuego y tirar unos pedacitos de carne a la parrilla. Sé muy bien que no soy el único, que existen muchísimas personas que cuentan con el mismo fanatismo a la hora de cocinar carne. Afortunadamente nacimos en una década en la que la diversidad de modelos de parrillas es muy amplia, cosa que nos permite contar con una de ellas, independientemente de las dimensiones que tenga nuestro hogar. Eso sí, de acuerdo al espacio que tengamos disponible para colocarla será el tipo de parrilla que podamos escoger.

Tipos de parrilla

Tipos de parrilla

Para darnos una idea de los modelos y alternativas que existen en el mercado, a continuación una conoceremos algunas de ellas son:

Parrilla tradicional: Es la fabricada en cemento, con una arquitectura especial, que requiere de un clima más adecuado, salida al aire libre para el humo y los profesionales capaces para construirla. Se pueden realizar el trabajo en casi diez días. Es necesario contar o con un jardín, patio o terraza bien amplio.

¿Qué ventajas ofrece este modelo? Las que todos conocemos: cocción de mayor cantidad de carnes y embutidos que, sin dudas, entregan sabores más deliciosos.

Parrillas rodantes: Este es uno de los modelos más usados, dado que pueden trasladarse gracias a la incorporación de rueditas y a que se adaptan a diferentes espacios. No suelen ser muy caras, razón por la que se convierte en una de las primeras opciones de la familia. La contra de este tipo de parrillas es que no pueden permanecer mucho tiempo al exterior. Diríamos que es un modelo de fin de semana, que consume poca cantidad de carbón y es de fácil limpieza.

Parrilla de balcón: Es la solución para quienes viven en departamentos. Son bastante pequeñas, ocupan poco más de medio metro y utilizan un kilo de carbón por comida. Además, son de fácil limpieza y pueden guardarse como un artefacto más en la cocina.

Parrilla eléctrica: La gran desventaja de este modelo es que no siempre se consigue el sabor que ofrece fuego con carbón, sin embargo su función es bastante parecida a la de de una parrilla tradicional. Son de dimensiones pequeñas, por lo que la falta de espacio no supone un problema.

Comer un poco de carne asada es uno de los placeres culinarios que siempre debemos aprovechar. Con esta importante y variada cantidad de modelos de parrillas, la falta de espacio ya dejó de ser una escusa.

Vía│decorailumina
Foto│artur fonseca

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...