Top 5 ideas para un hogar ordenado

A todos les gusta el orden, al menos en su justa medida. Sin que te obsesiones con él, aquí puedes descubrir algunas ideas que te pueden ayudar a organizarte mejor.

5 ideas para una casa bien ordenada

¡Niño, niña, ordena tu cuarto! ¿Cuántas veces os lo tengo que decir? Pero, por favor, no os fijéis en como está mi habitación. Hay que reconocer lo fácil que es decir las cosas a los demás, pero lo complicadas que estas resultan, a veces, para uno mismo, especialmente en esto del orden. Siempre se le dice al resto que lo hagan, pero cuando le toca hacerlo a uno mismo eso ya se ve desde otro punto de vista.

La clave está en tenerlo claro pero en la cabeza: ¿qué quiero ordenar y dónde quiero ordenarlo? Porque tampoco se trata de convertirse en un obseso del orden. Se podría decir que una casa está ordenada si lo que se busca se encuentra fácilmente, es decir, si se sabe el sitio exacto donde está lo que se busca, aunque no todo esté en perfecto estado de revista que dicen, o decían en el Ejército.

Habrá que tener ordenado, sobre todo, aquello que más volumen ocupa en nuestro hogar: la ropa, los complementos y la despensa, con los alimentos y útiles de limpieza. También será necesario que esté en orden todo aquello que más incordia: la colección de dispositivos electrónicos y lo referido al aseo personal.

5 consejos para un hogar ordenado

Siguiendo estas cinco ideas podrás conseguir fácilmente un hogar en orden, donde sabrás en todo momento en que lugar está guardado todo aquello que necesites, sin necesidad de tener que pasar mucho tiempo buscándolo.

  1. Espacio para la ropa del hogar: las sábanas, las toallas, los edredones… necesitan su lugar. No sé si tu casa tendrá armarios empotrados, pero seguro que armarios sí que tiene. No utilices todos para todo, es preferible que dediques alguno de ellos, o al menos los estantes más altos o cajoneras más bajas, para mantas y edredones, para sábanas y toallas. Un método muy utilizado para ordenar las sábanas y que cada oveja esté con su pareja, es guardar cada juego dentro de la funda de almohada correspondiente.
  2. Sitio para la ropa personal y los complementos: para la ropa personal y los complementos de cada uno, es mejor asignar un armario, o un apartado de él, para cada miembro de la familia, entre otras cosas porque te resultará más fácil conseguir que cada uno se responsabilice de ordenar lo suyo.
  3. Colocar los zapatos en su lugar: para los zapatos, en cambio, es preferible tener un zapatero común, lo más cerca posible de la puerta de entrada o en algún lugar del baño, para facilitar el cambio de calzado y evitar que entre suciedad en la casa. Luego puedes contar con otro espacio-almacén para guardar los zapatos que no son de esa temporada. El mercado, hoy, oferta bastantes sistemas originales para tenerlos ordenados por pares dentro del armario, aunque este no sea específicamente un armario zapatero. Hacerte con uno de ellos puede ser una buena idea para tener los zapatos ordenados.
  4. Alimentos y productos de limpieza siempre separados: vamos con la despensa que no es lo mismo que el trastero. Lo normal es que no tengas un cuarto dedicado a la despensa sino que la tendrás repartida por los distintos armarios de la cocina. Hay una condición previa que hay que respetar siempre y es la de no mezclar alimentos con productos de limpieza ya que esto puede ocasionar un problema para la salud. Para estos últimos, el mueble bajo el fregadero suele ser un lugar ideal, por cercanía y por fácil de localizar. Si en tu cocina tienes un armario alto resérvalo para las escobas, mopas, fregonas y si te queda espacio, los cubos, baldes y todo lo necesario para planchar. En cuanto a los alimentos, los botes de plástico o cristal (mejor si son transparentes), te ayudarán mucho a distribuir y localizar cada uno de ellos, además que te permiten la posibilidad de poder apilar unos sobre otros.
  5. Objetos ideales para el orden: para multiplicar la capacidad o facilidad de acceso y distribución de las divisiones de los armarios se venden muchos artilugios metálicos, que hacen la función de mini estantes supletorios. También cajas y cestas de mimbre o plástico, abiertas o cerradas son ideales para almacenar todas las cosas cuando ya no coge nada más en los armarios o muebles.

Lo particular y de mayor incordio: claves para un hogar ordenado

Dentro de las pequeñas cosas que siempre andan rondando por la casa, se encuentran sin lugar a dudas, los aparatos electrónicos, sobre todo los inalámbricos, y los cables ligados a ellos para recargarlos o descargarlos. No me refiero al secador de pelo, me refiero a los mandos a distancia, los cascos auriculares, los móviles, las tablets, las pequeñas consolas, y toda la colección de cargadores que estos aparatos necesitan.

La mayoría de estos dispositivos electrónicos se suelen concentrar en el salón o sala de estar en la que pasamos bastante tiempo. Para todos los mandos a distancia ya hay accesorios, como si fueran para escritorios, tipo portabolígrafos pero de mayores dimensiones, donde colocar los dispositivos de manera que sobresalgan un poco y podamos coger fácilmente el que busquemos.

Para los móviles, tablets, consolas o mandos de videojuegos, lo mejor es que te pongas de acuerdo con el resto de la familia para elegir un lugar concreto para ellos, un cajón determinado, con distintas separaciones, o el departamento de algún mueble o auxiliar que se encuentre allí. Esas cajas de cartón de distinto tamaño, te pueden servir muy bien para distribuir todos estos objetos, sobre todo los cables, para ellos se puede utilizar también el cartón que queda cuando se termina un rollo de papel higiénico o de cocina, que son más fuertes, para poner en cada uno un cable distinto. Por fuera puedes decorarlos a tu gusto o poner la utilidad de cada cable.

Pues ya sólo te queda el baño o los baños, que no es poco. Puede parecer repetido pero no hay como determinar un espacio concreto para cada miembro de la casa. El de algunos será mayor porque necesitarán guardar más cosas, pero lo importante es que todos estén de acuerdo con el que tengan asignado y no se metan en el de los demás ni por un “por fa”. De nuevo los separadores para estantes o cajones te vendrán de maravilla y al tener cada habitante de la casa su sitio personal se verá claramente quién lo tiene ordenado y quién no. Y saltará a la vista la cantidad de cosas inservibles que cada uno tiene, ocupando espacio inútilmente.

Porque, para terminar, te recuerdo que lo principal para mantener el orden en cualquier lugar de la casa, y de las cosas, es no acumular. Deshacerte de las cosas que ya no te sirven es una costumbre muy saludable. Algunas cosas tendrás que tirarlas directamente, pero otras muchas las podrás donar para cubrir las necesidades de otras personas. Deshacerse de las cosas es una tarea que a muchas personas le resulta difícil. Si es tu caso, puedes ponerte de acuerdo con los miembros de la casa y organizar un día para que todos juntos os desprendáis de ciertos objetos que ya no se usan.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...