Trucos baratos de jardinería que te enamorarán

Cuidar de un jardín no es tan fácil, pero con estos consejos podrás lograr que se vea hermoso. Son acciones económicas y muy simples que te van a encantar.

¿Cómo mantener un jardín hermoso?

Mantener un jardín tiene su ciencia. Dependiendo de las plantas que se siembren en él, puede resultar más o menos fácil la tarea. Sin embargo, hay trucos que pueden ayudar a darle vida a ese espacio sin necesidad de grandes esfuerzos e inversiones.  Hacer un compost casero, por ejemplo, hará que las plantas crezcan sanas, y para ello sólo necesitarás restos de alimentos como huevo, café y plátano.

Fuera de esto hay muchas otras cosas que puedes hacer para preservar tu jardín. Riego, abono y poda entran en la lista de actividades básicas, pero hay muchísimos trucos de jardinería que te van a ayudar. Recuerda que son las variedades que elijas, las que definirán qué tantos cuidados necesitan.

Consulta a un especialista y verifica cuáles son las más idóneas según las características del lugar, el tipo de jardín que desees y tu disponibilidad para atenderlo. Teniendo todo eso en mente, sólo debes procurar que sea vea siempre reluciente. Apela a estos trucos y consigue tu jardín soñado.

Tips de jardinería que te gustarán

Bien sea para que tus plantas crezcan vigorosas y fuertes, para solventar problemas comunes, o para decorar el jardín, estos trucos se convertirán en tus mejores aliados.

  • Sembrar semillas. La creatividad llega para posibilitar hasta lo impensable. Si quieres cuadrículas perfectas para sembrar tus semillas, tendrás que hacer una visita a tu cocina.
    Tu mejor herramienta será un molde de magdalenas. Al presionarlo contra la tierra de tu patio, tendrás demarcado el espacio para cada una. ¡Haz la prueba!
  • Alejar a las aves. Seguramente te has preocupado de que los pájaros merodeen cerca de tu cultivo. Es comprensible, puesto que suelen tomarlo como punto de sustento. Ponle fin a esa zozobra. Entierra varios tenedores desechables en torno a tus brotes. Hazlo hasta que queden cubiertos los mangos y sólo sobresalgan los dientes. Estarás creando un suelo difícil de recorrer para cualquier pájaro.
  • Demarcar espacios. Reutilizar materiales cuenta entre las acciones más amigables con el medioambiente. Además, esconde un cumulo de posibilidades. Al enterrar botellas boca abajo podrás hacer caminos o demarcar alguna zona en particular. Atrévete a mezclar diferentes formas, tamaños y tonalidades. ¡Te fascinará el resultado!
  • Mejorar el riego. Si tienes que salir de viaje o cuentas con poco tiempo para el mantenimiento de tu patio, necesitas anotar este truco. Llena con agua una botella y clávala con rapidez en las cercanías de tu planta. Entre más veloz lo hagas, menos contenido se perderá en el proceso.
    Será un regadío semiautomático, porque necesitarás volver a llenar tu botella, pero constituye una opción viable y funcional.
  • Diferenciar las plantas. Necesitarás cucharas que estés por desechar y un martillo para aplastarlas. Luego píntalas y-cuando sequen-entiérralas junto a su respectivo cultivo. También puedes apelar a cucharas plásticas, por supuesto, saltándote el paso del aplanado. Las latas vacías de gaseosa son otra alternativa. Retira la parte de arriba utilizando un abrelatas, pinta cada una con esmalte en aerosol. Después de dos capas, podrás dibujar tu propia etiqueta de plantas, valiéndote de tinta de pizarra. Para finalizar, agrega tierra en su interior y siembra tu especie predilecta.
  • Más macetas. ¿Campana de viento y maceta en un mismo recipiente? sí se puede. Podrás hacerlo con un colador y cucharas metálicas (ambos en desuso), así como aros de los usados en llaveros. En la parte externa e inferior de tu colador coloca las anillas haciendo que sostengan las cucharas. En su interior siembra tu planta y la colocas en un sitio alto.
  • Tiestos más originales. Toma una botella de vidrio e intenta cortar uno de sus laterales y tendrás una maceta muy creativa. Bastará que la rellenes con tierra y semillas. Quedarán muy bien en tu balcón o colgadas como un jardín flotante.
  • Abono. Las cáscaras descompuestas del plátano aportan magnesio, fosfatos, calcio, potasio, sodio y azufre a la tierra de tu jardín. La borra del café también conforma un compost natural que potencia el crecimiento de tus plantas. Las cáscaras de los huevos brindan calcio a los cultivos. Para utilizarlas, tendrás que esperar a que seque por 72 horas, triturarlas y mezclarlas con la tierra.

Como observas, con un poco de creatividad podrás personalizar tu jardín y proporcionarle los mimos que se merece. ¿Cuál consejo aplicarías primero?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...