Trucos para convertir tu estudio en tendencia escandinava

Los ambientes nórdicos sugieren calma y templanza. Hoy queremos hablarte de las posibilidades de conseguir que ambas características definan tu estudio.

estudio escandinavo

No es la primera vez que hablamos en nuestro blog Vivir Hogar del estilo de decoración nórdico. De hecho, me declaro una fan incondicional de los ambientes que se pueden crear gracias a él. Los espacios decorados con esta técnica son amables, acogedores, y suelen asociarse a conceptos como la concentración, la comodidad y el bienestar. Es por eso que creo que es fundamental sacarlos de los salones, de las habitaciones y de las demás estancias de la casa para llevarlos a los estudios. Son muchas las empresas que se están planteando redecorar sus oficinas apostando por ellos. Así que ¿por qué no apostar por esta tendencia en el lugar dedicado al trabajo dentro de tu hogar?

Sobre estudios y espacios de trabajo domésticos hemos hablado largo y tendido en nuestro blog. De hecho, si eres de los que ya tiene un proyecto en mente sobre cambiar su zona laboral en casa, antes de continuar te recomiendo que eches un vistazo a este artículo sobre cómo crear espacios laborales confortables en el hogar. Lo que te voy a mostrar a continuación son ideas para que puedas imitar este estilo de decoración tan actual a una zona pensada para trabajar desde casa. ¿Te apuntas?

Cómo aplicar a un estudio la tendencia nórdica

Son muchos los componentes que pueden definir un espacio nórdico. Sin embargo, cuando hablamos de aplicarlos a un estudio, hay que centrarse en aquellos que pueden resultar más interesantes para la actividad laboral. Aunque dependerán mucho de tu actividad y necesidades propias, casi siempre están relacionados con la correcta iluminación (tanto natural como artificial), un espacio de almacenamiento adecuado, y un mobiliario adaptado a las horas que se van a pasar sentado haciendo actividades. En este último sentido, aunque el diseño de algunas sillas pueda llamarte la atención, te recomiendo siempre optar por el confort frente a la estética. Tu salud te lo agradecerá.

Pequeños detalles para llenar de tintes nórdicos tu estudio en casa

  1. Combinaciones de metal y madera natural: es un imprescindible en el estilo nórdico. Y lo mejor es que tienes muchas posibilidades de conseguir esta combinación. Si quieres reciclar los muebles que ya tienes, puedes teñirlos con pintura de imitación metal para conseguir el efecto deseado. Sino, es muy fácil encontrar a buen precio opciones de almacenamiento que combinen ambos materiales.
  2. Mucho blanco y gris: aunque en los ambientes nórdicos están permitidos los colores (si son tonos apagados tipo pastel mejor que mejor), la base general del ambiente debe desarrollarse en tonos neutrales. Los preferidos son el blanco, por la luminosidad que ofrece; y los tonos grisáceos, por la elegancia que aportan a la estancia.
  3. Cuadros de inspiración geométrica: la geometría es una de las obsesiones del estilo nórdico. Y una alternativa low cost para convertirla en tu aliado de confort para un estudio en el hogar pasa por buscar láminas o imágenes en la red que puedas imprimir fácilmente. A partir de ahí, queda en tu mano enmarcarla con uno de los marcos baratos que se venden en muchas tiendas, o convertirla en un objeto de culto creando un marco de madera propio.
  4. ¡Qué no falten los textiles!: si hay una cosa que no puedes eludir al crear un espacio nórdico -incluso el de trabajo- son los textiles. Lo mejor es combinar las distintas texturas. Y todo lo que tenga que ver con el pelo se lleva.
  5. Piezas únicas para llenarte de confort: tu espacio de trabajo debe conseguir inspirarte cada día. Por eso siempre recomiendo tener un objeto en el escritorio al que se le tenga especial cariño. Aunque no te lo creas, conseguirá grandes milagros en esos momentos de especial estrés.
  6. Plantas, un aliado del que no puedes prescindir: ya por último, hay que hacer mención especial a las plantas. Éstas deben estar siempre presentes en los ambientes nórdicos. Y si eres de los que no tienen buena mano con ellas, no hay excusas, hay cientos de opciones en artificial que son idénticas a sus homólogas naturales.

En realidad, lo que te hemos mostrado justo encima de esta línea son ideas muy fáciles de poner en marcha para hacer que tu estudio tenga un aspecto nórdico. La reforma puede ir mucho más allá cambiando suelos, adaptando espacios de descanso, o instalando mobiliario nuevo. Sin embargo, para los que van a partir de cero, o simplemente se han decidido a cambiarlo todo, tengo un espacio pendiente dedicado. En unas semanas me pondré con la reforma del estudio en mi piso nuevo, así que preparaos porque prometo un artículo completo sobre cómo crear espacios de trabajo nórdicos en casa.

Imagen| Decora tu alma

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...