Trucos para mantener como nuevos los sofás de piel

Comprar muebles nuevos es tan importante como conservar los que ya tenemos. Y si tienes un sofá de piel puede que los trucos que te damos hoy te ayuden a recuperarlo.

sofas

Cuidar el mobiliario que ya tenemos en casa, y aplicarle los productos que permitan su conservación en óptimas condiciones se hace fundamental para poder mantenerlo como nuevo. Pero en ocasiones, no se trata de que no queramos que las cosas nos duren al máximo, o de tener el tiempo para aplicar estos cuidados, sino del desconocimiento a la hora de tratar con ciertos materiales. Y la piel, suele ser casi siempre uno de ellos. Es por eso que hoy queremos hablarte de forma particular acerca de los consejos para limpiar e hidratar los sofás de piel, los cuales son un perfecto mobiliario decorativo en cualquier salón o estancia, pero que requieren de unos conocimientos específicos.

Lo primero que debes saber es que la piel tiende a resecarse. Por lo tanto, cualquier producto que vayamos a utilizar en objetos de piel, incluidos los sofás, debe prevenirla de esto. También hay que considerar que en ambientes muy húmedos, sobre todo en lugares con climas de este tipo, la piel puede tener tendencia a tomar moho. Para ello, hay que limpiarlo con productos concretos y mantener la humedad fuera de esa estancia utilizando o bien deshumidificadores, o bien asegurándonos de que no hay agua o líquidos cerca de la superficie que queremos proteger.

Uno de esos trucos de andar por casa para hidratar un sofá de piel y que por lo tanto luzca casi como el primer día es precisamente el que supone aplicarle crema hidratante. Cualquiera de las que utilizamos para la cara o para el cuerpo es perfecta para otorgarle a la piel del sofá el aspecto del primer día. Puedes aplicarlo con una bayeta o utilizar para ello algún trozo de ropa vieja de algodón, lo que te permitirá extenderlo con facilidad y sin dejar restos de tejido. Es un gesto fácil, no te llevará mucho tiempo, y además no es nada costoso para el resultado que vas a obtener ¿Lo habías pensado?

En el caso de que sea el exceso de humedad lo que te preocupa en tu sofá de piel, entonces deberías apostar por utilizar la conocida como cera para calzado o la grasa de caballo. Lo que harás con ésta es la acción doble de hidratar la piel, y al tiempo, eliminar todo ese moho que se ha ido adhiriendo. Eso sí, en este caso, debes revisar e insistir, porque suele tener tendencia a aparecer. ¿Ya lo habías probado?

Imagen: Reiner Kraft

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...