Un perro, la mejor compañía para un jubilado

Cuando llega la dad de jubilación, el tiempo sobra y la soledad aumenta. Por eso el mejor remedio es adoptar un perro, pero no un perro cualquiera. Si quieres saber cuál es el más adecuado, no dejes de leer este artículo

perros personas mayores

Cuando llega la edad de la jubilación, el tiempo es lo que sobra y muchas veces no se sabe que hacer con él. Durante la etapa laboral no se tiene tiempo para dedicárselo a una posible mascota, por eso al llegar la pensión, el tiempo libre y la soledad, se convierten en dos razones de peso para adoptar un perro. En realidad, si se hace un esfuerzo, cualquier momento es bueno para apostar por un animal en casa ya que son muchas las ventajas que te aporta frente a los cuidados que tienes que darle.

Un perro puede cambiar mucho la vida de un jubilado. Le ayudará a levantarse cada día para sacarlo a pasear, le ofrecerá cariño, lealtad y ganas de vivir. Sin embargo, no todas las razas de perros son adecuadas para personas de estas edades, pues no sólo hay que tener en cuenta el tiempo diario que le vamos a dedicar al animal, ni tampoco el dinero que vamos a gastar en mantenerlo saludable. Las personas en edad de jubilación deben elegir un perro con un temperamento amoldable que pueda adaptarse a la vida de su amo. Hoy vamos a intentar ayudarte a elegir al perro ideal si te encuentras en esta etapa de tu vida.

Los requisitos del perro perfecto para alguien mayor

Una mascota para una persona jubilada debe cumplir los siguientes requisitos:

  • Debe tener una edad intermedia. Debes tener en cuenta que los cachorros tienen la energía de un bebé y necesitan educación y constancia, por eso una persona de edad puede no encontrarse a gusto con un perro en edad de cachorro. También hay que tener en cuenta que si el propietario fallece, los familiares en ocasiones no se hacen cargo del perro y este termina en centro de acogida y muchos terminan muriendo solos de soledad. Los perros muy mayores pueden demandar más cuidados de su propietario debidos a problemas de salud, por eso el perro más adecuado para un jubilado es un perro de mediana edad, como por ejemplo de ocho años, pues los dos perro y amo van a tener las mismas necesidades de descanso, compañía, tranquilidad…
  • Debe tener un peso y un tamaño adecuado. El perro debe tener un tamaño adecuado para poder manejarlo en caso de tirones o carreras inesperadas. Existen razas que aunque son de tamaño intermedio tienen un temperamento tranquilo y no necesitan demasiado ejercicio, pero también existen razas de perro de tamaño pequeño que son demasiado intranquilos para estar al cuidado de una persona mayor. Lo mejor es este caso es dejarse llevar por el sentido común y escoger la raza más adecuada.
  • Debe tener un carácter tranquilo, cariñoso y sociable tanto con humanos como con los demás perros. El perro debe relacionarse tranquilamente con los demás perros y también debe dejar relacionarse a su amo con los amigos y conocidos.
  • Debe demandar unos cuidados mínimos. El animal que acompañe a una persona mayor debe tener el pelo corto para no tener que cepillarlo continuamente.

Las razas de perro más adecuadas

En cuanto a las razas de perro, las más recomendadas son las siguientes, precisamente porque cumplen con los requisitos anteriores a la perfección:

Yorkshire terrier

  • Fácil de manejar por una persona mayor
  • Protegerá la casa y a su dueño
  • Estará siempre al lado de su dueño, tanto en los paseos como en el sofá

Carlino

  • Tiene un carácter tranquilo
  • No es muy amigo de los paseos, con dos al día tendrá suficiente
  • Muy cariñoso con las personas mayores y con sus nietos cuando lleguen de visita

Pequinés

  • Son perros de tamaño pequeño o mediano
  • Son protectores y celosos de su dueño
  • Les encanta estar en el regazo de su dueño

Caniche

  • Son perros muy tranquilos y con mucha paciencia
  • Son ideales para acompañar a una persona mayor

Mestizos

  • Debe ser de tamaño mediano
  • Si se busca en un refugio, allí nos dirán cuál es el más adecuado.

Los perros van a proporcionarle a las personas mayores una compañía y un amor inagotables. Y hay un montón de animales que, pese a las leyes y la lucha de muchas asociaciones, siguen siendo abandonados. Todos ellos se merecen una segunda oportunidad. Y, por experiencia propia, porque tengo uno que me encontré en la calle, te aseguro que no te arrepentirás nunca de tenerlo contigo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 2,00 de 5)
2 5 1
Loading ... Loading ...