Un puf para hacer ejercicio en casa

Un diseño muy discreto que al mismo tiempo que nos sirve de asiento doble, nos aporta todos los accesorios necesarios para practicar ejercicios básicos como flexiones, abdominales y estiramientos.

puf

Hacer ejercicio es algo muy positivo para la salud y para mantener una buena calidad de vida, eso es bien sabido por todos, pero en la sociedad actual el tiempo es un bien escaso y no todos tenemos ese privilegio de poder invertir nuestras horas libres yendo al gimnasio a entrenar, y aun cuando las tenemos la pereza nos retiene en casa, por eso estuvimos hablando una vez de montar un gimnasio casero que nos ahorrara este inconveniente. Hoy os traigo un pequeño accesorio a incorporar en vuestro gimnasio, aunque si no tenéis ninguna sala así montada en casa, también os puede servir como mueble independiente. En la fotografía observamos que se trata de un asiento de baja altura, hecho de madera y ligeramente curvado en la base para permitir su balanceo al estilo de un caballete infantil. Pero las apariencias engañan, porque este pequeño mueble es algo mucho más que eso.

Para empezar guarda en su interior un segundo puf más blandito, hecho con cojines, que se puede introducir en el hueco del asiento principal o, como ocurre en la fotografía, podemos extraerlo para contar con un asiento extra. Llegados hasta aquí, podemos empezar a hablar de su utilidad para practicar ejercicios. Este aparente puf se puede desmontar en trozos y cada una de sus partes está pensada para un ejercicio diferente. Así, podemos hacer flexiones, abdominales y estiramientos, aprovechándonos del asiento de madera como banqueta, y de los finos cojines que conforman el puf como apoyo de respaldo en el suelo.

puf dos

Se trata de un complemento ideal en nuestra misión para mantenernos en forma, pero obviamente no suple las funciones de una gran máquina de gimnasio. Para iniciarnos en el mundo del ejercicio o calentar músculo este asiento cuenta con los accesorios adecuados y ahí es donde podemos encontrarle su gran utilidad. Por añadidura, es un mueble muy discreto disfrazado de asiento, por lo que lo podemos incorporar hasta en el salón sin que resulte sospechoso; y en cuanto al diseño, tanto la madera como las fundas negras y verde green resultan muy atractivas a la vista. Una idea sencilla, funcional y muy práctica que a los más deportistas os enamorará. A mí ya me ha cautivado. En Yanko Design podéis encontrar más fotografías sobre cada una de las posiciones que permite este curioso asiento.

Fuente: Yankodesign
Fotos: Pinterest y Pinterest

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...