Usa el rosa en la habitación infantil sin caer en cursilerías

El rosa tiene muchas posibilidades que lejos de “empalagarte”, resultan atractivas y vibrantes. No hay que ser cursi para llevar esta tonalidad al más alto nivel de modernismo y sofisticación.

Usa el rosa en la habitacion infantil sin caer en cursilerías

Convertir una habitación con matices rosas en algo moderno y lleno de actitud es posible. Ten presente que una máxima en decoración es combinar diversos elementos y colores. Si gustas aplicar esta tonalidad en el dormitorio de tu hija, sin que el espacio luzca cursi o exageradamente infantil, hay maneras de hacerlo.

Usa el rosa y haz que destaque esa habitación infantil

Piérdele el miedo al rosa y descubre cómo incorporarlo a tus espacios. Verás que tienes un abanico de alternativas de lo más chic. No esperes más y aprovecha las potencialidades de esta hermosa y suave tonalidad.

Contraste que fascina

Si aprecias el buen gusto, seguro marcas como Dior saltan a tu mente. Por eso, anímate a probar una de sus combinaciones más icónicas: el rosa con el negro. Unas pinceladas negras agregarán sofisticación al cuarto de tu pequeña. Puedes probarlo en los frentes de las gavetas o vistiendo la cama con él. También puedes añadirlo a través de algún cuadro, detalles en las paredes, muebles o cojines.

Estilo romántico y actual

La línea que separa lo romántico de lo cursi es muy delgada. Para dejarla bien definida puedes combinar una cama de dosel con piezas de corte clásico. La guinda del pastel la pondrás con sábanas con diseños en negro.

Rosa “diluido”

Demasiado rosa puede ser desagradable en la primera impresión. Sin embargo, una buena táctica para incorporarlo adecuadamente en tu paleta de colores consiste en alternarlo con blanco. De esta manera tendrás un equilibrio visual que lo hará mucho más llamativo.

¿Cómo hacerlo? Un tocador o escritorio blanco funcionará muy bien. Mesas, almohadones y lámparas representan otra alternativa. También podrás variar con elementos en tonos verdes o azules, que hacen un contraste perfecto.

Más colores vibrantes

Haz qué la habitación refleje todo el dinamismo y la energía de tu hija. Complementa lo delicado del rosa con matices más vivos como el fucsia. Tendrás frente a ti un espacio lleno de modernismo, y para nada cursi. Dale un toque divertido incluyendo a manera de adorno algunos vinilos que mezclen formas y tonos. Obtendrás un acabado tan exquisito como original.

Círculos para un toque fresco

Sabes lo bien que sientan los lunares o círculos en un outfit, ¡atrévete a llevarlos a las paredes! Este truco te permitirá sumar más colores, haciéndola más alegre y vanguardista. Puedes usarlos tanto en la ropa de cama como en los felpudos, cortinas y muros. Déjate llevar por tu ingenio y buen gusto. Si está en edad, haz que tu hija opine. Le encantará participar.

¿Muros negros? ¡Por qué no!

En la decoración siempre es necesario renovarse, reinventarse y romper paradigmas. Prueba pintando el muro principal de la habitación en negro. Asimismo, puedes sumar una lámpara, un tocador o un escritorio en este tono. Te lo habíamos dicho antes. Realmente funciona. Deja el rosado para la cama, las cortinas y el ropero.

Lo del 2016 se mantiene en 2017

El Instituto del Color Pantone reveló que los colores más destacados en el 2016 fueron el Rosa y el Azul Serenity, una fusión que sigue causando furor este 2017. Aprovecha lo mejor de ambos pintado tus muros de rosa, y haciendo que el azul engalane las cómodas.

Elige elementos de aire retro para hacer de cada espacio algo totalmente sofisticado. Ikea y su más reciente colección, te dan el mobiliario que requieres para ambientar la recámara de tu hija con la feminidad del rosa y el modernismo de otros tonos. No cabe duda de que el rosa está más allá de cursilerías y alternativas pasadas de moda.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...