Una pinza de madera a modo de toallero

Olli & Seb’s Haus nos trae esta idea alternativa para colocar nuestras toallas en el cuarto de baño: una pinza de madera que podemos colocar en el lavabo o en cualquier lugar cercano con agarre.

pinza

A todos nos ha pasado. Hemos llegado al lavabo, nos hemos lavado las manos o la cara y hemos ido a echar mano de la toalla para secarnos y no estaba allí. O estaba pero lo bastante lejos como para salpicar de gotitas todo el suelo hasta alcanzarla. Y es que no todos los cuartos de baños cuentan con el suficiente espacio para acoplar todos los complementos que requiere el aseo. Hablo concretamente del toallero. Esa pieza que se coloca normalmente en un lateral de la pila y donde podemos depositar nuestra toalla para el uso. Pero… ¿y si no nos cabe esa pieza? O sencillamente, ¿y si queremos cambiar esa tendencia?

Pues bien, ahora tenemos una nueva forma de dejar nuestra toalla a mano. Se trata de un invento que podemos encontrar en la página web de Ollie & Seb’s Haus. El invento es lo más sencillo del mundo porque se trata de una simple pinza de madera. Gracias a su simple mecanismo podemos enganchar la toalla al lavabo con un simple clic y dejarla siempre lista para darle uso. La ventaja más notable de este sistema es que nos ahorramos agujeros en la pared o instalaciones de accesorios en el cuarto de baño y, por otro lado, en términos de usabilidad, el usuario puede acceder de manera rápida y muy cómoda a la toalla.

Pero los inconvenientes están también presentes. En primer lugar debe ser una pinza lo suficientemente grande y resistente para agarrar la pieza del lavabo y un trozo de toalla. Tal vez toallas gruesas escapen al mecanismo de esta pinza que, por cierto, cuenta con la calidez y belleza de la madera, lo que resulta estéticamente bonita. También es verdad que la pinza sobresale un poco hacia arriba y puede ocasionarnos algún estorbo a la hora de acicalarnos o limpiar el lavabo, pero siempre podemos retirarla en un instante y volverla a poner, cosa que es positiva pero que ya nos está ocasionando inconvenientes y pérdidas breves de tiempo. Eso sí, siempre podemos emplear la pinza para sujetarla allí donde mejor nos convenga, tal vez no en el lavabo pero sí en una cantonera de un mueble o quizá sea también una buena opción para la ducha.

En definitiva es una alternativa que puede servir a algunas personas, según el tipo de necesidad. Os invito como siempre a visitar la web para informaros un poquito más del resto de detalles.

FOTO: ollieandsebshaus.co.uk

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...