Una solución sencilla para alfombras dañadas

A veces sucede que un pedacito de la alfombra se daña o rompe y debemos reempazarla. Para hacerlo, existen muchas formas de hacerlo, aunque no todas tan sencillas como la que proponemos en este post.

Cuando se tiene la posibilidad de elegir, uno de los grandes dilemas al momento de decorar un dormitorio es ¿alfombra o madera? A decir verdad ambos consiguen un efecto acogedor en las habitaciones, no por nada son los dos elementos más elegidos para los pisos de estos ambientes. Lo importante al momento de realizar esta elección es conocer que soluciones tenemos a los problemas que puedan ocasionarse. De tal manera, como ya hemos hablado en muchas oportunidades acerca de cómo solucionar problemas o mantener el suelo de madera en buen estado, hoy nos ocuparemos de conocer las diferentes formas de solucionar inconvenientes en la alfombra.

Una solución sencilla para alfombras dañadas

El principal problema se produce cuando el daño está en una pequeña parte de la superficie. En ese caso lo que debemos hacer es parchar la alfombra. Para ello la primera tarea será conseguir un pedazo de la alfombra, razón por la que será fundamental haber guardar un pedazo de ella cuando la instalemos por primera vez. Sin embargo, si no hemos tenido en cuenta esta situación y no tenemos alfombra de reemplazo, una solución posible es utilizar un pedazo que se encuentre por debajo de algún mueble.

En cualquiera de los casos, para comenzar con la tarea de reemplazar el pedazo dañado por otro lo que tenemos que hacer, además, es conseguir una tapa de lata de pinturas que este totalmente limpia y colocarla el área dañada. Luego, con la ayuda de un martillo y dos pequeños clavos para concreto, tendremos que sujetar la tapa al piso. Sin embargo, debemos procurar que los clavos no queden muy sujetos, para que luego sea más sencillo poder retirarlos.

¿Para qué necesitamos la tapa de lata de pintura? Sencillo, la utilizaremos como guía para poder cortar la superficie en forma circular, algo que realizaremos con un cartonero bien afilado. En este punto es importante tener en cuenta que lo realizamos en forma de circulo porque es menos evidente que en forma de cuadrado.

El siguiente paso será el de retirar los clavos y la tapa, la cual colocaremos sobre el pedazo de alfombra que teníamos previsto para realizar el parche. De esa forma, lo posterior será cortar la misma forma para que quede perfectamente ensamblado en el espacio que dejamos anteriormente.

La situación se puede llegar a complicar un poco si la alfombra cuenta con algún dibujo o motivo, ya que debemos procurar que el mismo coincida con la parte cortada.

Antes de colocar el pedazo de alfombra en el hueco es recomendable pasar la aspiradora en el lugar vacío y luego colocarle pegamento para colocar el reemplazo a la alfombra dañada.

Finalmente solo tendremos que poner presión sobre el parche recién pegado, para lo que podemos utilizar cualquier elemento pesado ubicado sobre una tabla.

Vía│Visitacasas
Foto│Itinerat

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...