Ventanas, materiales y tipos de aperturas

Al momento de colocar una ventana en nuestro lugar, hay algunos tips que debemos tener en cuenta. Según la ubicación de la misma y el tipo de decoración prevaleciente en el hogar, habrá que elegir un tipo de ventana en particular. Dos de los aspectos más importantes son: el material de la ventana y el tipo de apertura. A continuación, algunas de estas características de forma detallada para una mejore elección.

Ventanas, materiales y tipos de aperturas

Después de haber hablado de las puertas, sus tipos y características, es el turno de analizar otro de los aspectos importantes de un hogar: Las ventanas.

Así como las puertas deben ser de determinado material y cumplir con diferentes condiciones y características, según el tipo de función que cumpla, determinado por la ubicación en el hogar donde iremos a colocarlas, las ventanas también deben ser diferenciadas de la misma manera. Sin olvidarnos, por supuesto, del aspecto decorativo.

A modo de ejemplo, podemos decir que si debajo de la ventana colocaremos el sofá, es importante evitar utilizar aquellas con hoja practicable, ya que al sentarnos puede estorbarnos si la misma se encuentra abierta. De esta manera, es importante elegir la ventana de acuerdo a las actividades que se desarrollarán en cada estancia, y del tipo de muebles que vamos a colocar a su lado.

En cuanto a laos materiales, algunos de ellos pueden ser:

PVC: Este es un material que cuenta con características de insonorización y aislamiento. Suele utilizarse, por tal motivo, en zonas de bajas temperaturas. En cuanto al mantenimiento, el mismo es muy sencillo de llevar, ya que es lavable y solo necesita  agua y jabón.

Aluminio: En cuanto al aluminio, una de sus características es la de ser resistente a los cambios de temperatura. Tiene como ventaja que se fabrica en varios colores, aunque si su precio puede ser más elevado.

Madera: Si la casa tiene estilo rustico, esta es la opción. La madera necesita de un mantenimiento mayor, y una de sus contras es que es sensible al sol y a los microorganismos. Sin embargo, es cierto que su aspecto es cálido y acogedor.

Otra de las distinciones que podemos hacer es en relación a su tipo de apertura:

Practicable: Este es el tipo de apertura cuya apertura se realiza sobre un eje vertical, hacia el interior o exterior, ubicado donde se encuentran las bisagras.

Abatible de giro horizontal: En este caso se encuentra un eje central sobre el que gira la ventana, ubicado en la parte baja de la ventana.

Oscilobatiente: Esta apertura tiene la capacidad de abrirse en las dos posiciones que hemos comentado anteriormente

Pivotante: Aquí el eje es central, sobre el que gira la hoja de la ventana, ubicado horizontalmente en el centro de la hoja.

Guillotina: En este caso la ventana se divide en dos hojas que se sitúan una en la parte superior de la otra. Así, la hoja inferior se mueve verticalmente y de manera paralela a la superior.

Corredera: La apertura se realiza deslizando una de las hojas sobre la otra hasta colocarlas de manera paralelas a ambas.

Fuente: Decoestilo

Foto: Ventana por Licy en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...