Viste tu cama con el confort de un hotel 5 estrellas

No renuncies a revivir a diario la experiencia de dormir como si estuvieras en un hospedaje lujoso. Siguiendo algunos consejos puedes recrear el efecto en casa.

Consigue una cama como la de un hotel de lujo
Se acabaron las vacaciones o ese fin de semana en el que disfrutaste de un pleno descanso sobre las sábanas de una cómoda cama de hotel. Aunque no puedas darte el lujo en tu día a día, si aplicas algunos trucos puedes hacer que tu colchón y piezas de lencería parezcan parte de esa habitación en la tanto te agradó.

Lo primero que debes hacer es comprobar si el colchón que utilizas es el indicado para tu espalda. Si no es así, deberás invertir en comprar uno que se ajuste a tus requerimientos. Puede ser más suave o firme o, simplemente, de los que aíslan el movimiento si compartes el espacio con tu pareja y eres fácil de despertar. En el mercado hay una gran variedad de marcas que ofrecen calidad garantizada. Prueba los que están hechos de fibras naturales e hipoalergénicas. Una vez tengas el que necesitas, es importante airearlo regularmente. Esto lo haces volteándolo, sacudiéndolo y dejándolo sin sábanas por unas horas en un lugar fresco para que “respire”.

El colchón y la lencería importan

Escoger la lencería es el siguiente paso fundamental. No cualquiera te ofrecerá la suavidad y durabilidad requerida. En los hospedajes elegantes no escatiman en gastos. Eligen telas que resistan a los constantes lavados, y brinden confort al cliente. Para copiarlos, opta por fijarte en la cantidad de hilos que poseen sus sábanas. Mientras más cantidad, mejor calidad. Muy famosas son las de algodón egipcio, pues nos hacen sentir como parte de la realeza.

El color, aunque parezca trivial, también influye. Se ha comprobado que el blanco ofrece mayor armonía, elegancia y bienestar a la hora de caer en los brazos de Morfeo. Por ello es común que sea el tono más usado en las cadenas hoteleras. Y aunque probablemente no te gustará, si de belleza y suntuosidad hablamos, no olvides planchar las sábanas. Un truco para que la tarea sea más fácil, es hacerlo cuando la prenda aún esté un poco húmeda. Quedará perfecta.

Mantener tu habitación cerrada permanentemente hará que el aire se torne pesado. Para evitarlo, todos los días abre las ventanas de par en par y deja que entre la brisa fresca por varios minutos.

El proceso de vestir la cama

Tender o hacer la cama no parece una labor sencilla, pero si sigues los siguientes pasos es seguro que lograrás un resultado digno de mostrar a todos. Para seguir la técnica olvídate de las sábanas bajeras que tienen elástico en las esquinas. Las que usan en los hoteles son muchos más largas y permiten hacer un doblez en las puntas para que queden sujetas por más tiempo bajo el colchón. Aunque no lo creas, las que se tensan con ayuda de gomas se salen más fácilmente. Cuando coloques la encimera, procura dejar 50 cm de sobra en la orilla superior de la cama. Si eres de las que emplea duvet cover (funda nórdica), ten en cuenta que deberá ser lo más similar posible al tamaño de la sábana bajera, incluso igual. Sobre éste colocarás la colcha de abrigo.

Construir capas hará que sea más firme la sensación y el acabado. Tensa cada una bajo el colchón, y para terminar tu obra de arte coloca encima tu manta y cojines favoritos. Quedará hermosa y lista para darte el placer que mereces.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...