La cabaña belga de cuento moderno

Los dueños de esta cabaña situada en Brecht decidieron restaurarla y ampliarla, ofreciéndole un aspecto minimalista en mitad de la naturaleza.

Cabaña belga moderna

En los cuentos de brujas siempre hay cabañas. Y princesas, y héroes, y caballeros, pero siempre cabañas. De estas que tienen el techo acabado en punta como un sombrero y un aspecto mágico, que normalmente se lo ofrece el bosque que la rodea. Pero no suele suceder que ese acabado puntiagudo constituya toda la estructura de la casa. Eso solo sucedía en una curiosa cabaña instalada en Brecht, Bélgica, a tan solo 15 minutos en coche de Amberes.

La cabaña era en sí misma un hogar de cuento cuando los arquitectos DMVA la encontraron perdida entre la vegetación y decidieron restaurarla por completo, manteniendo la estructura original. Así que los actuales residentes, Van Beek, decidieron ampliar la casita por uno de sus costados y ahora, el entramado de madera que constituye la cabaña da acceso desde su interior a una sala totalmente acristalada, abierta a la naturaleza, que actúa como sala de estudio.

Cabaña belga moderna, interior

Con la fotografía delante uno empieza a hacerse una idea de lo futurista del asunto. La vieja cabaña de cuento acaba de convertirse en un hogar minimalista: sus grandes ventanales y el mobiliario que la habita rayan en lo lujoso. La luz entra a chorros por toda la casa, en la que se han instalado espacios abiertos como terrazas exteriores con bancos y hornos de leña. Sus 261 metros cuadrados han dado lugar a una cocina abierta, un comedor, una sala de estar, un baño, un dormitorio en la planta superior y algunos armarios empotrados. Y a falta de espacio, afuera también disponen de una estructura de acero para el almacenamiento.

Afuera brillan las agua de un lago y las hojas de un frondoso bosque, lo que convierte la zona en un miniparaíso. La cabaña, vestida de modernidad, se instala en el corazón de este tranquilo páramo natural, centrando toda la atención sobre ella. Allí no hay duda de que se desarrolla vida: hay una mesa de Pergiorgio y unas sillas de Jean Marie Massaud en el estudio, por obra de la casa MDF Italia. En otro extremo se hallan los sofás Tufty de Patricia Urquiola, y una estufa de leña Stûy para asegurar una temperatura agradable.

Lo mejor que uno puede hacer al encontrarse con esta noticia es compartirla, describir sus impresiones y embobarse mirando fotos. ¡Para que luego digan que las cabañas son hogares feos de brujas!

Fotos: Pinterest

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 3,00 de 5)
3 5 1
Loading ... Loading ...