4 cosas que definen al estilo escandinavo (y que puedes utilizar)

El estilo nórdico está más de moda que nunca. Sin embargo, no siempre es fácil conseguirlo en la decoración de tu hogar. Hoy te damos algunos trucos fáciles.

decoracion nordica

Todo lo nórdico está de moda. Y cuando se habla de comenzar una obra nueva desde cero, no resulta difícil dar ese toque escandinavo a cualquier estancia. De hecho, ya compartí con vosotros algunas de las propuestas que me planteé para mi piso. Sin embargo, cuando se trata solamente de un lavado de cara, los elementos que ya tienes en las estancias pueden complicar mucho la construcción de ese lugar nórdico. En ese sentido, lo importante es sintetizar lo que necesitas para ponerlo en práctica y obtener una mezcla de estilos exitosa.

Precisamente sobre mezclas de estilos hemos hablado recientemente en Vivir Hogar, y quizás te resulte interesante echar un vistazo a ese artículo. Puede que en lugar de una decoración puramente nórdica te atrevas con alguna de las menos convencionales con mezclas de otros elementos. Tanto si eres un purista, como si te va la fusión decorativa, los trucos que te vamos a mostrar a continuación te ayudarán a lograr ese ambiente escandinavo que tanto se lleva. Y que tanto confort nos hace sentir.

Trucos para armar un espacio escandinavo

Aunque los trucos que te vamos a presentar a continuación para conseguir que el estilo escandinavo se deje notar en tu casa sin demasiada inversión son útiles, hay que partir de una base mínima. Por ejemplo, no puede haber colores estridentes, han de predominar al menos los tonos naturales, el mobiliario debe ser cómodo, es necesario que la estancia cuente con suficiente iluminación y el color del suelo es preferible en tonalidades madera o claras. Si no tienes nada de esto, quizás te convenga invertir antes de ponerte manos a la obra. Al menos si quieres obtener resultados que salten a la vista.

  1. Combinación de texturas: es la fórmula más fácil para conseguir un ambiente nórdico de verdad. Combinar texturas no es en absoluto difícil. Todo lo contrario. En una casa hay textiles en todas partes (mantas, cojines, alfombras, plaids, fundas, edredones) Basta con pensar en ellos como un todo conjunto y combinarlos en distintos acabados y tonos que combinen.
  2. Cuadros sí, pero no de cualquier tamaño: más que de cualquier tamaño, se podría decir de todos los tamaños. Si te fijas bien en los ambientes nórdicos que salen en las revistas, la combinación estrella pasa por utilizar distintas dimensiones. Tanto si se cuelgan en la pared, como si se ponen en el suelo, las láminas y marcos han de ser distintos y ser colocados sin un orden predecible. Sino, se romperá tu magia nórdica y no conseguirás el golpe de efecto que buscas.
  3. Las mezclas son siempre bienvenidas para romper la monotonía: otro de los puntos del mundo de lo nórdico que vienen muy bien para ahorrar dinero, sobre todo si eres todo un manitas, es la mezcla. En lo escandinavo se admiten mezclas de elementos muy distintos entre sí si les has dado un retoque. Por ejemplo, puedes utilizar sillas desparejadas, todas distintas, sin que quede mal. ¿Cómo? Un buen ejemplo de cómo lograrlo pasa por darles una capa de Chalk Paint. No importa si es del mismo tono, o de tonos distintos. Con esta pintura obtendrás cierta uniformidad sin perder la originalidad de la combinación.
  4. Un mueble como objeto de arte: en el estilo escandinavo se mezclan características de otros tipos de decoración que apuestan por la sencillez. No hacen falta un montón de elementos para conseguir una estancia agradable. Casi todo lo contrario. De hecho, si apuestas por la compra de un mueble o elemento decorativo de diseño, de esos que se dejan ver, es importante que le otorgues el suficiente espacio vacío para contemplarlo. Dicho de otro modo, hay que centrar el resto de la decoración alrededor de él, sin quitarle mérito. Y de paso, ahorrar dinero fácilmente porque no tendrás que llenar la casa de cosas.

No es en absoluto difícil conseguir un ambiente nórdico. Sin embargo, para que quede bien tienes que apostar por una base previamente construida y por una combinación en la que se recreen las características principales del estilo. Luego, cada cual lo irá adaptando a su propia personalidad pero sin perder la teoría para que ese espacio sea fácilmente identificable.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...