5 consejos a tener en cuenta al decorar una buhardilla

Si tienes un ático y precisamente sus dimensiones y formas te impiden poder decorarlo, hoy te mostramos algunas propuestas que te encantarán y lo convertirán en tu morada de ensueño.

buhardilla

Las buhardillas pueden ser unos rincones realmente interesantes a la hora de sacarles partido eligiendo una decoración de diseño. Sin embargo, también se pueden convertir en un problema si no sabes cómo distribuirlos o aprovechar el espacio del alto, que en estos casos está siempre limitado. Otras de las problemáticas más habituales de este tipo de viviendas se encuentra en la cantidad de luz que se tiene, ya que no siempre es la suficiente para poder vivir en un ambiente agradable.

En este caso queremos darte algunos consejos clave que te ayudarán a conseguir que tu buhardilla se convierta en un lugar realmente acogedor en el que apetezca estar. Aunque los consejos de decoración de áticos que vienen a continuación puedes utilizarlos en cualquier otra vivienda, sin tener por ello que ser de este tipo, te aconsejo que los tengas en cuenta en los últimos pisos del edificio para convertir todas las desventajas que tienen en ventajas que hagan que sean un hogar de ensueño. ¿Qué dices, te animas a poner en marcha estas ideas que vamos a organizar de menor a mayor dificultad?

Imprescindibles en la decoración de una buhardilla

  1. Mobiliario sofisticado y moderado: independientemente del estilo decorativo que hayas elegido para armar tu buhardilla has de considerar que la selección de un mobiliario que pueda asociarse a cualquier otro y que a la vez transmita serenidad y moderación es lo mejor para aprovechar bien el espacio. Si eliges muebles de diseño demasiado llamativos y en grandes cantidades al final perderán la gracia y terminarán por resultarte demasiado cansinos creando un ambiente muy poco agradable en el que no te apetecerá estar.
  2. Muebles de diseño: los muebles de diseño industrial o provenzal, incluso los nórdicos se asocian mucho a este tipo de espacios. Aunque es cierto que hay series que no resultan demasiado llamativas, otros son realmente bonitos y necesitan el espacio suficiente para ser admirados. Por las características de una buhardilla, en el caso de que vayas a optar por este tipo de material, te aconsejo que lo hagas de una forma muy estricta y compensada. Es más, yo no elegiría mucho más que dos muebles de ese tipo en cada habitación. Recargar un ático es lo peor que puedes hacer.
  3. Distribución del espacio: distribuir correctamente el espacio en una buhardilla es importante. Es preferible utilizar elementos separadores en espacios abiertos que no tener demasiadas paredes que puedan llegar a agobiar y tenerlo todo en estancias en las que no parece que vaya a caber nada. La verdad es que este apartado es muy importante y, en ocasiones, dependiendo del tipo de construcción en el que te encuentres tan solo hace falta tirar una pared o incluso una media pared para lograr una mejor distribución y, por lo tanto, un acabado mucho más confortable.
  4. Aprovechamiento de la luz: aprovechar la luz es fundamental en este tipo de viviendas. En ese sentido la instalación de ventanas de techo, tragaluces y cualquier otro elemento que modifique la entrada de luz natural será siempre bienvenido. Si no tienes pensado hacer obras en tu buhardilla, entonces podrías optar por incluir más luz artificial en la estancia. Por ejemplo, podrías poner más lámparas o colocar luces de techo que tengan una mayor intensidad. No es lo más económico, pero tu ático ganará mucho en comodidad y en la calidad de vida que te puede ofrecer.
  5. Aprovechamiento del espacio superior: las buhardillas apenas tienen sitio en las zonas en las que el tejado tiene las alas. Eso hace que muchas de las habitaciones, pese a ser grandes y tener espacio disponible, pueden tener mucho menos espacio habitable. Para que esto no sea un problema y lo aproveches al máximo hay que pensar en soluciones creativas. Por ejemplo, en donde no das pie podrías enclaustar unas estanterías ideales para guardar los juguetes de los niños. O incluso convertir un mueble antiguo en un zapatero que te permita organizar todos los zapatos sin ocupar otros espacios. También pueden utilizarse como espacios decorativos colocando en ellos objetos de diseño que llamen la atención y a los que no necesites acceder.

La decoración de una buhardilla no siempre es sencilla, pero tengo que reconocerme fan de estos espacios que con un poco de tacto e información se pueden convertir en verdaderos espacios para no solo habitar, sino vivir con una gran comodidad y confort.

Vía: Nosotras

Foto: buhardilla vía Shutterstock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...