5 salones que no te dejarán salir de casa

El recibidor es la carta de presentación del hogar, pero también ese espacio idóneo para disfrutar en familia. Decóralo para ello, siguiendo uno de estos patrones.

Un salón, cinco estilos para él

Fuente: www.virlovastyle.com en Pinterest

El salón constituye el centro social del hogar, pero también se cuenta entre las áreas predilectas para compartir en familia. Decóralo para tal fin. Con estos 5 estilos, quedarte en casa será muy tentador.

Loft o industrial

El estilo industrial sigue en boga. Sin duda, la mezcla de madera, cristal y metal será el foco de atención. Acá los palés juegan un rol fundamental, ya que pueden adoptar diversos usos: mesillas de centro, alacenas, sofás, bibliotecas, viveros e incluso pufs. Otras piezas que gritan “estilo industrial” son las fabricadas en hierro o acero. ¡Ni se te ocurra deshacerte del óxido! Ese toque antiguo es parte del encanto, y se ve estupendo en la base de las mesas. En la parte superior de ésta coloca artículos de madera, de aspecto desgastado, y completa el conjunto con  lámparas de hierro, de grandes proporciones. Deja las vigas y los pilares al desnudo, no te preocupes por tapar las tuberías y explota las bondades del ladrillo y el concreto. Luce tus amplios ventanales y conserva la altura de los techos. Si quieres darle un poco más de carácter, introduce detalles vintage o nórdicos. Combinan muy bien.

Clásico y acogedor

Si te apasiona este estilo, elige mobiliario en tonos azules o grises que contrasten con el blanco de los muros. Añade molduras, para darle distinción a puertas, zócalos, muros y techos. Selecciona piezas de líneas simples y textiles de calidad, con motivos suaves o simplemente unicolores. En lugar de estanterías apuesta por aparadores. Escógelos acorde al diseño de la mesa de centro que debería ser de cristal y brillante metal. Un sofá en capitoné será lo más destacado.

Chic y minimalista

Para crear un ambiente minimalista, tus muebles deben ser de líneas rectas y puras, con apariencia simple, sin grandes ornamentos que resten espacio o resulten abrumadores a la vista. Inclínate por un sofá unicolor y acompaña con almohadones coloridos y mantas decorativas. Opta por mesillas fabricadas en nogal o pino, con superficie acristalada. Si son pequeñas puedes colocar dos a cada lado del sofá. Hay modelos de patas cruzadas que resultan muy originales. Dale a una lámpara de techo el rol protagónico en la ambientación. Una ovalada con tiras curvas que hagan fluir la luz, será estupenda.

Deco boho

Cestas de mimbre, piezas de ratán, y muebles de cuero sintético con metal, son esenciales para un estilo bohemio. Textiles en colores fuertes (azules, rojos o naranjas), compaginarán de maravilla. Exhibe en tu mesa de centro tus artesanías predilectas e incluye plantas para acentuar el estilo. Prueba enmarcando algunas hojas e incluyendo texturas como seda, ganchillo, brocados y terciopelos, para potenciar el aspecto casual y relajado. No desestimes la madera, ni la piel animal sintética, que se acoplan a la perfección con el metal. Si gustas, puedes dar paso a uno que otro accesorio marroquí.

Rústico y cálido

El interior de tu recibidor puede destilar un aire de cabaña. Los tonos terrosos y cálidos son idóneos para ello. Al escoger el mobiliario, prefiere aquellas piezas elaboradas en madera y mezcla varios matices, para darle diversidad. Negro, marrón o crema serán estupendos para los muebles que, con cojines o mantas a cuadros, serán un gran acierto. Atrévete con un sillón tapizado a cuadros, en color crema, y escoge una lampara con pantalla suave. Se verá muy lindo frente a la chimenea.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...