8 Mitos sobre decoración que debes eliminar ya

La decoración es un concepto que se ha llenado de falsas afirmaciones que es necesario eliminar. Hoy te vamos a mostrar algunos de los mitos más repetidos.

decoracion mitos

En decoración existen unas afirmaciones que se han repetido tantas veces que todo el mundo cree que son verdad. Pero, la realidad es que se trata de falsos mitos que no son ciertos porque lo que le queda bien a un determinado espacio, le puede quedar muy mal a otro con menos luz. De hecho, la buena decoración no es aquella que utiliza generalidades, sino que adapta todas esas teorías al espacio que se está diseñando o decorando.

A continuación vamos a hacer referencia a varios de los falsos mitos en decoración que se suelen repetir una y otra vez. Sin embargo, antes sería importante destacar que los factores que definen cómo debes aplicar las teorías de la decoración son: espacio disponible, estilo a trasladar, adaptación a la función que el espacio va a cumplir, gusto personal y propio e iluminación natural con la que cuenta el sitio.

Mitos de la decoración que debes olvidar ya

Lo que vamos a analizar a continuación son afirmaciones que es posible que hayas visto u oído muchas veces. Sin embargo, como cualquier otro mito de esos que se acaban metiendo en nuestras vidas, por mucho que se repitan, no se convierten en una realidad. Echa un vistazo a continuación y aprovecha a descubrir si has cometido alguno de ellos.

1. En decoración todo vale

No es verdad, aunque si es cierto que se pueden mezclar tendencias y colores no todos quedan bien. Una casa bien decorada debe reflejar los gustos de sus propietarios y debe sacarle buen partido a la luz y a los metros. Para que una casa sea útil tienes que respetar ciertas reglas: los pasillos deben tener al menos 90 cm para que sean útiles, las proporciones deben guardar armonía, pues de nada vale meter una cama grande en una habitación pequeña, pues dará sensación de agobio. Las lámparas debes colocarlas para que iluminen la zona deseada. Decorar no es poner cualquier cosa en cualquier sitio, decorar es armonizar las cosas con los sitios.

2. Contratar un decorador es caro

Si contratas un buen decorador te evitarás trabajo y quebraderos de cabeza pues se ocupará tanto de la parte decorativa como de la técnica. Decorar la casa no sólo es embellecerla, sino que se adapte a nuestras necesidades de la vida diaria por eso es necesario saber iluminarla distribuirla y climatizarla y todos estos conceptos los domina el decorador. Su coste suele ser entre el 10 y el 15% del valor de la reforma.

3. La clave del orden es tener muchos armarios

Más que tener muchos armarios, lo mejor es tener armarios en el lugar en el que se necesiten. Por ejemplo, el de las toallas debe estar en el baño, en la entrada debe haber un colgador o un pequeño armario para colgar los abrigos o chaquetas al llegar de la calle. Cada objeto debe estar en el lugar en el que se usa y así todo estará en perfecto orden.

4. Los colores oscuros quitan luz

Depende como se usen. Al estar a contraluz, los colores oscuros no quitan luminosidad. Si pintas de oscuro una pared que no tiene ventana, procura colocar un gran espejo para que refleje la luz y funcione como una ventana.

5. Sin color todo es monótono

Falso. Incluso con tonos blancos se puede crear un ambiente sofisticado. La clave es combinar varios blancos y contrastarlos con una pieza grande oscura como un sofá o una cama y luego añadir una butaca o una mesilla en color dorado o color madera.

6. Cuanto más lámparas, mejor luz

No siempre, aunque es cierto que una casa poco iluminada da sensación de tristeza, pero si está muy iluminada puede deslumbrar. La clave está en encontrar el punto justo.

7. Los tapizados, mejor gruesos y oscuros.

No siempre. Si es verdad que un color claro es poco sufrido, pero un color crema puede soportar mejor el roce que un azul intenso. Si lo que buscas es una tapicería que disimule las manchas, fíjate más en la textura que en el color.

8. Una ventana sin cortina no es decorativa.

No siempre. Si es verdad que las cortinas transmiten elegancia, pero ¿por qué cubrir una ventana con unas vistas bonitas? o¿Por qué tapar una ventana en forma de arco?. Lo justo es tratar de resaltar lo bonito y no taparlo.

A la hora de decorar tu casa, no te dejes llevar por los tópicos. Como has podido comprobar hoy, la mayoría están equivocados y habría que empezar a eliminarlos de la cabeza. Trata siempre de decorar con armonía y elegancia para maximizar el éxito de tus decisiones.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...