¿Adolescentes en casa? Acierta seguro al decorar su habitación

Las recámaras para adolescentes deben tener su encanto. No sólo deben ser cómodas y funcionales. También deben reflejar su personalidad y preferencias. Sigues estos tips y encuentra el estilo adecuado.

Así puedes decorar la habitación de tu hijo adolescente

Fuente: www.decoideas.ne en Pinterest

Cuando alcanzamos la pubertad, nuestros gustos e intereses son muy distintos a los que teníamos durante la niñez. Desear un entorno distinto es sinónimo de progreso y madurez. Por ello, cuando se tienen adolescentes en casa, es preciso procurar espacios que reflejen su progreso y personalidad. Su habitación, primordialmente, debe “hablar” de sus gustos, pero sobre todo, debe proveerles comodidad, autonomía, confianza y funcionalidad. Y si a ello se suma un poco de estilo, con las nuevas tendencias en decoración de dormitorios juveniles, el resultado será el mejor. Lo ideal es mantener cierta proyección hacia el futuro, pues seguramente usarán ese cuarto hasta que sean mayores de edad, o más.

Decoración para adolescentes

Existen diversos detalles para imprimir modernidad y originalidad a la habitación de un adolescente. Toma en cuenta estos aspectos para diseñar un espacio que se amolde a sus preferencias y necesidades.

  • Hobbies. ¿Tu hijo es amante de los comics? ¿Es fanático de la música o toca algún instrumento? ¿Le encanta ir a la playa? Aporta un toque especial a su recámara colocando algunas imágenes de los personajes que más disfruta ver. Quizás algunos afiches de sus grupos musicales favoritos o, si tu presupuesto lo permite, una guitarra eléctrica en la pared o, mejor aún, una tabla de surf. Te amará por ello.
  • Preferencias deportivas. Aunque creas que es un tema trillado, puedes innovar descartando los típicos pasatiempos de tu hijo, como fútbol, béisbol o básket. En esta etapa de su crecimiento, seguro se interesará por cosas más extremas como el skate. De allí que algunos motivos relacionados con estos deportes quedarán muy bien en su cuarto y le harán sentirse identificado.
  • Vinilos. Sin duda, el uso de vinilos es una forma sencilla y económica de darle otro aspecto a una recámara. Puedes intentar con un automóvil antiguo o de carreras. La motivación es otro punto importante en este periodo, por lo que un mensaje o frase con la cual tu hijo se identifique quedará muy bien. Lo mejor de los vinilos es que son fáciles de retirar, por lo que si el chico o chica se cansa de ellos, podrás cambiarlos por otros sin invertir demasiado.
  • Fotografías. El ambiente social de un adolescente es un punto focal de su vida. La aceptación por parte de un grupo es fundamental para su autodescubrimiento y para saber lo que significa la amistad verdadera. Habilita una pared con material de corcho, en el cual pueda colocar fotos y otros recuerdos. Puedes ayudarle a hacer marcos para cada imagen. De eso modo podrá contar su historia.

Tonalidades adecuadas

A través de los colores es posible expresar la individualidad de un adolescente. Por ejemplo, el azul refleja seguridad y equilibrio, por lo que cala perfectamente con un joven que se describa como pacifista y tranquilo. Combinado con blanco, hará muy luminoso el lugar.

Si tu hijo es de los que colecciona afiches, cuadros o fotografías, el blanco es su color. Si añades un estilo rústico, harás que sus pertenencias resalten, sin que los muebles le roben protagonismo. No olvides que coleccionar memorias es típico de estas edades, así que le encantará.

Cada tonalidad del morado encanta a niños y adolescentes por igual. Sin duda, para la habitación de un jovencito quinceañero hará la diferencia. Este matiz ha sido asociado desde siempre con la creatividad, la nobleza y la sabiduría, algo que nuestros adolescentes necesitan.

Para aquellos chicos con gran inventiva, no hay nada mejor que utilizar colores llamativos, que exacerben esta característica. Aunque no es muy frecuente su aplicación, el verde lima es ideal, pues según la psicología del color, inspira frescura, alegría y vitalidad.

Ahora, si quieres guiarte un poco más por la moda y las nuevas tendencias, es bueno que sepas el gris y el blanco están causando furor. Juntos regalan una estancia relajada, luminosa y suave. Puedes pintar los muros o agregar colchas y almohadones. También puedes valerte de los cuadros. Se están usando los vichy, gingham y escoceses. Aunque te parezca un poco retro, no desestimes el papel pintado. El de cuadros, por ejemplo, es genial.

Tampoco deseches el rosa. Si tienes una hija le gustará este color. Elige gamas intensas y llamativas, para dejar claro que ya no es una chiquilla. Incorpora una silla colgante, unos detalles en dorado y alfombras felpudas. Y ¡ojo!, indistintamente de cuál sea su sexo, no dejes de habilitar un área tecnológica o de oficina. A esta edad les viene muy bien contar con su propio ordenador, tv o equipo de sonido. Sobre eso ellos podrán asesorarte. Toma en cuenta el armario, la biblioteca y los espacios de almacenaje. Son cosas que ellos valoran.

Las opciones para acertar seguro con la decoración del dormitorio de un adolescente son múltiples, pero no debes tomar el asunto a la ligera. La intención siempre será fortalecer su identidad en formación.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...