Agrandar un espacio con la iluminación

Resumen: Ampliar espacios visualmente es posible de diferentes modos, uno de ellos es con el correcto uso de la iluminación. En este post analizamos una serie de tips que nos permitirán ampliar visualmente un espacio con el uso de la luz natural y artificial.

Como siempre decimos, conseguir que una casa de dimensiones pequeñas se vea más grande de lo que realmente es resulta posible desde varios puntos de vista. Uno de ellos es con la iluminación. Algunos consejitos vinculados a la iluminación podrán ayudarnos muchísimos, y sorpresivamente conseguirán que nuestro espacio se vea mucho más grande…

Agrandar un espacio con la iluminación

Las ventanas y la luz natural son dos de los principales aspectos a los que le debemos prestar atención, dado que son los principales recursos con los que contamos para ampliar una habitación. Lo ideal es colocar persianas o estores, ya que las cortinas pesadas absorben mucha luz, evitando que entre en su esplendor.

Sin embargo, para que la luz natural logre su cometido será necesario que la ayudemos con los colores. Definitivamente, para generar una sensación de amplitud, será necesario que pintemos el techo, las paredes y mucho de los elementos decorativos de colores claros y fríos. Algunos de ellos son el blanco, celeste, gris claro o crema, ideales para que la luz se refleja en toda la habitación.

Otro elemento fundamental son los espejos. Que uno de los lados de la pared se refleje entrega la sensación de que el espacio se extiende. A partir de esto una buena idea es colocar un espejo grande, que cubra casi todo la pared. La perfección la conseguiremos si el espejo se coloca frente a la ventana principal de la habitación.

Pero no solo los espejos son útiles, también los cubos de vidrio, que resultan una excelente opción para dividir un espacio de manera sencilla. Estos cubos de vidrio permiten que la luz pase directamente.

A su vez, todos estos aspectos deben ser complementados con el uso de una correcta iluminación artificial. Debemos diferencias el uso de focos incandescentes o de focos fluorescentes, ya que la luz que brinda cada uno es distinta. En el primero de los casos, la iluminación es cálida; mientras que en la segunda alternativa es más bien fría. En lo que refiere a la luz artificial, otra recomendación importante es evitar el uso de las luces enfocadas, que concentran la atención en un solo punto. Lo mejor es usar luces altas que salgan del techo.

En fin, estos consejos vinculados a la iluminación del hogar nos servirán muchísimo, veremos cómo sorpresivamente nuestra casa se verá mucho más grande luego de implementarlos.

Foto: luz natural por urbanados en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...