Aprovecha al máximo el papel pintado creando tus propias plantillas

La creciente tendencia del vinilo en las paredes permite ahora personalizarlo a tu gusto antes de hacer tu pedido

viniloSe ha hablado mucho del papel pintado y de sus grandes posibilidades decorativas. Este material ofrece texturas, colores y motivos muy diversos capaces de aportar mucho valor a una habitación. Aunque en algunas ocasiones se opta por cubrir toda la superficie de la habitación con papel pintado, por norma general en la tendencia de decoración actual, se suele optar por utilizar la técnica de la pared característica aplicando el papel sobre un muro protagonista.

A este sistema se suelen añadir detalles de vinilo en las zonas pintadas. Existen numerosas plantillas que consiguen aportar un punto de interés y cierto valor a las zonas donde se aplican pero, si quieres aprovechar al máximo el dinero invertido en decoración de pared y te gusta implicarte en la personalización de tus interiores, esta idea te parecerá atractiva.

¿Por qué no utilizar los recortes sobrantes del papel pintado para crear una plantilla personalizada? La complejidad del diseño dependerá de la capacidad de cada uno pero se puede comenzar dibujando skylines de ciudades que dan muy buen resultado a nivel estético con un estilo muy cosmopolita y resulta un dibujo sencillo que cualquiera puede realizar con éxito.

Con el sobrante que siempre queda tras la aplicación del papel pintado se pueden hacer multitud de plantillas interesantes adaptándose perfectamente al tamaño de la zona a decorar o a la cantidad de papel que resta. Si tienes pocos recortes puedes hacer pequeños dibujos para aplicar en torno a los interruptores o enchufes. Si, por el contrario, tienes mucha cantidad de papel, puedes optar por grandes diseños y volcar en ellos toda tu imaginación.

Crea primero el diseño en un papel a escala para asegurar que no falte detalle y que la composición sea acertada. Invierte ese dibujo de forma especular y reprodúcelo al tamaño que desees dibujando en el reverso del papel pintado. Ahora solo te queda recortar la plantilla con un cúter o una tijera y pegarlo en la zona deseada igual que con el resto del papel de pared.

Este sistema garantiza un máximo aprovechamiento del papel que has comprado, te ahorra adquirir pegatinas o vinilos. Se trata de una apuesta por la personalización y el equilibrio en la decoración ya que la plantilla será del color exacto y la misma textura que el papel pintado de las paredes circundantes.

Imagen: My Vinilo

Vía: Decoralia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...