Armado de mesas infantiles, un desafío para los padres

En esta ocasión nos evocamos a detallar de qué manera podemos armar un mueble para niños, teniendo en cuenta el desarrollo artístico de lo más pequeños. Por eso mismo, manos a la obra: una mesa económica, varillas tipo gancho, una varilla magnética, papel y marcadores de todos colores!

Ya tenemos el espacio para que nuestros niños se diviertan, el baúl de juegos, las hamacas en el parque del fondo y unos bonitos centros de mesa para que aprendan de manera didáctica. ¿Pero qué sucede cuando los chiquitos comienzan a crecer y dibujar? Nuestras paredes se tornan una pesadilla puesto que comienzan a tener líneas de todos colores, ¿no es así? Pues bien, para que no suceda esto, lo que vamos a proponer en esta ocasión es un paso a paso sobre el armado de mesas infantiles.

Cómo armar una mesita para niños

Lo más fácil de los materiales a conseguir es la mesa (acorde al tamaño que a cada uno de nosotros nos guste) económica. Sino, otra posibilidad es utilizar alguna que este vieja y podamos restaurar. Ahora si, manos a la obra!

El primer paso es darla vuelta (que quede con las patas para arriba) y atornillarle unas varillas en forma de gancho. En caso de que no encontremos, podemos hacerlas nosotros mismos con cualquier varilla dándole la forma adecuada y luego perforarlas con un taladro para poder ubicar los tornillos. En estos ganchitos lo que vamos a situar es la barra en la que irá un rollo de papel, por lo que es indispensable que estén casi al borde de la mesita infantil.

Lo siguiente será dar vuelta nuevamente la mesa y ubicarla de pie, para luego atornillar una barra magnética a unos poquitos centímetros del borde, paralela a las varillas. Recuerden que el papel debe pasar por debajo de ella para conseguir un correcto desplazamiento.

El siguiente paso tiene que ver con los marcadores para pintar. ¿Qué debemos hacer? Pues pegarle un imán en cada tapita y luego si, ubicar cada ejemplar sobre la varilla magnética ya instalada. De esta manera, lo que habremos logrado es que nuestro pequeño obtenga una mesa (que por cierto podemos pintarla de varios colores y barnizarla), junto con un rollo de papel de varios metros y una hilera de marcadores de todos colores.

Recordemos que con este tipo de mueble infantil no solo nuestros hijos podrán disfrutar muchísimo más de sus “obras artísticas”, sino también nosotros, ya que pasaremos de estar altamente preocupados por la cantidad de pintura que vamos a precisar para quitar los rayones, a una tranquilidad absoluta de saber que ellos ya tienen un espacio más para desenvolverse.

¿Un dato adicional? Si podemos comprar más varillas de diversos tamaños, esto nos va a permitir añadir más “ganchos” al mueble y por ende, colgar más utensilios como cartucheras con crayones y lápices de colores, o plastilinas en bolsitas reciclables.

Foto: Table baby por Dushan and Miae en Flickr
Fuente: mundohogar

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...