Arte con sprays de colores

Si tienes que decorar artísticamente con pintura algún mueble o alguna pared, ¡haz uso de los sprays!

Mesita de noche

El otro día me encontré con la tesitura de cómo pintar una mesita de noche que tenía guardada desde hacía tiempo. La mesita era de madera , color natural, y no armonizaba para nada con el resto del cuarto. La idea de colocarle un tapete encima o un mantelito suficientemente largo como para tapar toda su base no me agradaba demasiado, especialmente por el incordio que supone retirar el mantel cada vez que abres un cajón. Por eso me dispuse a pintarla. Y quería hacerlo de acorde a los colores de mi habitación. Cuando llegué al Leroy Merlín, me hablaron de unos fantásticos sprays de pintura, de todos los colores, que por el precio de 12 euros venían siendo igual de útiles que un bote de pintura convencional. Los compré. Y no me arrepentí.

Estos sprays, que recomiendo totalmente, tienen un gran poder de cubrición, con cerca de 400 ml. Un secado rápido de 24 horas, aunque al tacto, la pintura parece estar seca a partir de las 3 horas. Son perfectos para realizar un montón de trabajos manuales y artísticos como la mesita de noche que presento en la fotografía. También son muy apropiados para pintar paredes, tanto de interior como de exterior. Por ejemplo, una de las posibilidades que nos ofrecen es, con un precio mínimo, comprar varios sprays de diferentes colores y pintar a rayas de diferentes colores una pared de la habitación. O quizás una estantería. O cualquier otra idea que se nos ocurra.

Las ventajas que nos ofrece es la practicidad, en cuanto a que no requiere de pinceles, ni botes de agua, ni rodillos, ni toda esa maquinaria que requerimos para la pintura convencional. Muchos dirán que el acabado es más perfecto haciéndolo con pincel de forma mimada, pero lo cierto es que a la vista nadie sabrá cómo lo hemos pintado. El resultado es claro, limpio, cómodo y rápido. Simplemente  retiramos el seguro del bote de spray, lo agitamos bien durante un minuto y pulverizamos en posición vertical la superficie deseada, a una distancia de 20 centímentros. Os aconsejo hacerlo al aire libre o en algún espacio amplio, protegido con periódicos, etc… porque la pulverización se esparce fácilmente por el aire y puede llegar a impregnar el suelo de pintura. Algo que si ocurre, con un buen chorro de lejía y frotando desaparece.

Estos sprays nos ofrecen la oportunidad de dar rienda suelta a nuestra imaginación, de sentirnos como auténticos grafiteros, pintando de una manera facilísima, con un resultado impecable y una rápidez asombrosa aquello que queramos. Si tienes algo por casa que necesita una renovación artística, yo no me lo pensaba dos veces.

Foto: Joseph Mercier

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...