Atención: la pintura de tiza ya es tendencia

La conocida pintura a la tiza gana adeptos entre los interioristas que buscan alternativas a bajo costo para renovaciones en casa. Este producto es fácil de usar y solo se tienen que seguir algunos pasos para que la obra quede estupenda.

Tiza en esmalte para muebles

Fuente: www.pintomicasa.com en Pinterest

Muchas veces queremos darle nueva vida a un mueble desvencijado o antiguo que no deseamos tirar. Una manera de hacerlo, sin recurrir a un experto, es pintarlo con un producto llamado “Chalk Paint”, conocido en español como pintura tiza. Su fácil empleo y hermoso acabado es suficiente motivo para experimentar con ella.

Una de las características principales de este tipo de esmalte, es que no se requiere de un lijado o enyesado previo a su aplicación. Aunque el mueble, puerta o pared a restaurar tenga grietas o irregularidades, el Chalk Paint lo cubre con destreza. Solo creatividad y un poco de paciencia se requieren para poner manos a la obra. ¿Otra buena noticia? Es prácticamente inodora.

Embellece tus muebles con pintura tiza

Aunque las manualidades no sean lo tuyo, es casi seguro que no fallarás si aplicas la pintura tiza. Lo primero que debes hacer, es seleccionar el mueble a restaurar. Puede ser una puerta de madera, una mesa, un gavetero, una silla o una estantería.

No es importante el estado en el que se encuentre, pues no necesita lijarse. Lo que sí es recomendable, es que esté completamente limpio. Para ello retira el polvo con un paño humedecido con agua o alcohol. Deja secar y procede.

El producto se consigue en tiendas especializadas y de bricolaje. Su costo es mucho menor a los esmaltes y pinturas convencionales. Por ello no sólo ahorrarás unos cuantos euros restaurando tú mismo el mueble, sino también con la compra del material.

Como en cualquier obra, debes asegurar el espacio donde pintarás, cubriéndolo con papel periódico, para no manchar el piso o superficie. Sin embargo, se trata de un compuesto espeso que contiene yeso y difícilmente gotea. Asegúrate también de tener brochas grandes, pequeñas y rodillos adecuados para llegar a todos los rincones de la pieza.

Terminación profesional

Cuando ya tengas todo a mano, pinta uniformemente el mueble. A menudo es necesario darle dos capas para que quede mejor. Espera que seque un poco (unos 30 minutos) entre y una y otra.

Ya el trabajo estará hecho. No obstante, si tienes más pericia y deseas darle un acabado vintage, luego de que esté bien seca la pintura frota suavemente una lija fina por toda la pieza. Lo siguiente será aplicar cera con la ayuda de un trapo. El efecto final es magnífico.

Más estilos

Igualmente, para los más osados existen otras técnicas que se emplean con el Chalk Paint. Una de ellas es la terminación desgastada. Para ello se debe comprar una pintura blanca y otra en gris o marrón. Con uno de esos dos últimos tonos se debe dar la primera mano.

Luego, con un pedazo de vela se frotan las áreas que se desean ver desgastadas. La segunda mano será con la de color blanco. Parecerá que se cubrió la pintura anterior, pero tras secarse y pasar una lija suave, aparecerá el tono en los sitios donde se frotó la vela.

Otro efecto es el agrietado o craquelado. Para ello luego de la primera capa de pintura, la segunda se aplica de forma rústica y desprolija. Que queden partes más gruesas. Se espera a que seque y se repite la operación. Al final parecerá que la madera está agrietada. Lo recomendables es probar antes sobre una tabla a ver si puedes conseguir la apariencia deseada. 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...