Aumentar el espacio el cuarto del lavadero

Utiliza el mobiliario adecuado para tener capacidad de almacenaje

El cuarto del lavadero es un espacio poco frecuente en los hogares, pero que tiene mucha utilidad; pues en ellos colocamos electrodomésticos, guardamos ropa y calzado, y tenemos un rincón donde poder planchar la ropa. Esta zona acostumbra a ser pequeña en comparación a lo que queremos colocar en su interior. Si este es tu caso, puedes seguir estos consejos para mejorar la distribución del cuarto del lavadero.

Aprovecha el espacio del cuarto del lavadero

Aprovecha el espacio del cuarto del lavadero

Estas habitaciones suelen tener unas dimensiones reducidas y con elementos arquitectónicos que, aparentemente, nos quitan espacio. Por lo que es primordial que midas exactamente el espacio del que dispones y lo distribuyas con buen criterio. Los bultos necesarios de este cuarto son la lavadora, la secadora y la tabla de planchar con su correspondiente plancha y depósito para el agua. Ten presente en que lugar quieres colocarlos para poder ver el espacio útil que te queda para amueblar.

El primer elemento necesario para conseguir tener un lavadero ordenado y con capacidad para almacenar ropa y electrodomésticos es un armario de pared. Piensa en invertir en un mueble a medida si dispones de poco espacio. Estos son muy útiles y provechosos para poder guardar la ropa limpia y pendiente de planchar, para evitar que se mezcle o se arrugue más. Otro espacio que podemos crear dentro del cuarto del lavadero es una estantería con baldas anchas, donde poder colocar cubetas de plástico transparente etiquetadas según los tipos de lavado o el grado de delicadeza de las prendas.

En caso de no disponer de un gran espacio para la clasificación de la ropa, puedes convertir una de las esquinas en un centrode distribución de la ropa con cubetas de plástico. En una de las cubetas superiores, puedes poner los productos de lavado. Otra opción depende del tipo de lavadora que tengas, si es de las que se abre de forma frontal, puedes aprovechar la parte superior para colocar una repisa donde poner los productos de lavado que necesitas.

Unos detalles muy útiles para este tipo de espacios son los ganchos para colgar. Estos elementos te permiten colgar la ropa que haya salido de la secadora o que esté pendiente de planchar y sea delicada o difícil de planchar. De este modo, harás que no se creen nuevas arrugas en la ropa de modo que no sea necesario usar la plancha en ellas o de un modo mínimo. No renuncies al estilo  y escoge aquellos colgadores que más combinen con la decoración de tu cuarto del lavadero.

Foto: Daquella manera en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...