Blanco provenzal para muebles

Estilo blanco provenzal es una forma de pintar y restaurar los muebles, con el objetivo de que este quede de un color blanco y caracterizado como si el paso del tiempo hubiera dejado su huella en el. En este post desarrollaremos los pasos a seguir para lograrlo y les contaremos los materiales y herramientas necesarias. Verán que no es tan difícil como parece.

Blanco Provenzal

Hace muy poquitos días hemos realizado un post en el que nos dedicábamos a decorar distintos muebles, incorporándole o rediseñando molduras. De esa forma, conseguíamos un cambio de estilo en el mobiliario, en ese caso especialmente en armarios, logrando una decoración muy bonita para nuestros muebles.

En esta oportunidad la propuesta es otra. Seguimos dedicándonos a restaurar y decorar muebles, pero en este caso con una nueva modalidad, un estilo llamado blanco provenzal.

El blanco provenzal muchos pueden también conocerlo como blanco envejecido, y se trata de pintar muebles en un color blanco viejo. Es decir, un blanco que simule el paso del tiempo.

Algunas personas, que ya cuentan con un mueble viejo de color blanco, lo único que hacen es restaurarlo levemente y realizarle algunos retoques para que quede más presentable. Lo que haremos nosotros es buscar ese efecto, pero en muebles que no tengan dicha característica.



Además, no solo es necesario contar con muebles viejos para poder simular este estilo, aquellos más nuevos también pueden ser decorados de esta forma. Pero basta de rodeos, a trabajar…

Lo primero que debemos hacer es conseguir los siguientes materiales: selladora acrílica, si los muebles son de madera limpia, selladora sintética si están barnizados o pintados; esmalte-laca blanco; cera incolora; betún de Judea; lija nº 180 y 400; rodillo de esmaltar; brocha plana; una media vieja y un cepillo para zapatos.

Entonces, el primer trabajo a realizar es el de pasar con una lija N° 180 y aplicar una capa de selladora sintética sobre la superficie, utilizando el rodillo de esmaltar, y la brocha para espacios en los que no lleguemos con el rodillo.

Cuando la selladora haya secado, aplicaremos el esmalte. Para ello también tendremos que utilizar el rodillo de esmaltar. Colocaremos un total de 3 capas, las cuales debemos dejar secar y lijar (N° 400) entre cada una de ellas. Al finalizar la última capa podremos lijar con una N° 180, con el objetivo de que en las molduras y algunas partes de la superficie, la madera quede como desgastada por el tiempo.

Finalmente, la última parte del trabajo la realizaremos con la pátina. Retiraremos una decima parte del contenido de la lata de cera, y lo rellenaremos con betún de Judea. La calentaremos a baño marea para que se mesclen las sustancias, lo moveremos y dejaremos enfriar. Una vez frio lo colocaremos por todo el mueble de manera extendida, rellenando los huecos.

El último paso será el de, varias horas después, sacarle brillo con el cepillo de zapatos envuelto en la media.
Fuente: Decoestilo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...