Cojines imitando al hormigón

Consigue el hormigón más cómodo y blandito del mundo con estos cojines diseñados por la marca Torafu con los que podrás crear todo tipo de asientos e incluso camas para tumbarte.

Cojines hormigon

Cuando alguien nos habla del hormigón nos imaginamos un material poco agradable al tacto y a la vista: como grandes piezas pesadas y ásperas a modo de ladrillos que pueden valer y mucho a nivel de construcción, pero se vuelven totalmente incompatibles con la decoración. O no. Porque ahora la firma Torafu ha querido darle un mayor protagonismo al hormigón dentro del hogar y nos presenta este material que lo imita perfectamente, pero solo en apariencia, porque en realidad se trata de una especie de cojines blanditos y muy suaves en los que podemos apoyarnos, sentarnos y hasta tumbarnos.

Y es que parece que el hormigón se está poniendo de moda pues cada vez más encontramos ejemplos de este tipo que sitúan al hormigón como un material digno a tener en cuenta en la fabricación de muebles y complementos de interiores. En esta ocasión, se trata de esos aparentes ladrillos que podéis observar en el enlace al final del texto, pero que no dejan de ser almohadones y cojines con apariencia de falso hormigón. Piezas todas ellas cómodas para el descanso y destinadas a que cada uno de nosotros las juntemos como queramos, apilándolas o uniéndolas para crear desde pufs y sofás, hasta colchones y camas, simplemente colocándolos unos junto a otros.

Son muy fáciles de manipular y podemos configurar sin problemas cualquier tipo de asiento a partir de estos cojines grises tan ligeros. Si colocamos muchos de ellos formando un cuadrado en el suelo, sin dejar espacio entre ellos, obtendremos fácilmente un colchón en el que tumbarnos y, sirviéndonos de algún cubrecolchón o sábana reforzaremos la estructura para que no acabe cada cojín por un lado y podamos dormir de maravilla. Respecto al propio diseño, si los miramos desde la cara lateral, se puede observar que cada uno de ellos presenta un grabado o forma distinta, con líneas rectas o curvas y arcos más o menos acentuados que imitan perfectamente al hormigón, pero no dejan de ser un simple dibujo ilusionista.

Se vuelven ideales tanto para utilizarlos independientemente en alguna cama o sofá y aportarle al hogar ese toque original que tanto nos gusta, como para hacer uso de un conjunto de ellos y crear nuestras propias estructuras, que podemos consultar en la web oficial. Todas ellas resultan perfectamente funcionales y muy fáciles de imaginar y llevar a cabo. Eso sí, si optamos por apilarlos será mejor que no pongamos mucho en juego la estabilidad del conjunto o la comodidad del asiento se convertirá en un pequeño chichón. En fin, aquí los tenéis como un complemento innovador, gracioso y práctico para usarlo ocasionalmente.

Vía: Torafu

Fotos / Achim Hering – Wikimedia y Anaivette64

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...