Colocando Moqueta en tu suelo

La colocación de moqueta o tapizón en el piso es un proceso sencillo que requiere algunas consideraciones simples que presentamos en este artículo y es algo que uno mismo puede hacer con un poco de paciencia.

Antiguamente se empleaban alfombras importadas traídas generalmente de oriente o de Europa Central para la colocación en pisos, actualmente eso ha cambiado, siendo reemplazadas por tapiz hecho a máquina de diferentes calidades y precios. El tapiz actual viene en diferentes tipos, los hay llanos (acanalado liso), que generalmente de emplean para pisos de alto tránsito y son recomendables para oficinas, bibliotecas, pasadizos e inclusive dormitorios; el tapizón (moqueta) de fibra media, también es acanalado, pero con la particularidad de ser de fibras más altas que el llano y es recomendable para pisos de tránsito medio como por ejemplo un sala de estar; por último tenemos los tapizones de fibras altas, los cuales se venden en diferentes calidades y marcas, son tipos muy comerciales y se emplean por lo general para dar realce a la sala o salón de recepción, también son muy empleados en dormitorios ya que además de ser bellos en cuanto a acabado, son cálidos y proporcionan mucha comodidad. Los tapices actuales se fabrican por el método de tejido, usual para la fabricación de alfombras y moquetas, el método de “tufting” consiste en que las agujas de las máquinas sujetan el hilo en un cañamazo sobre el cual se fijan un primer fondo (precoat) y una fina capa de látex para proteger los hilos, luego se le añade un segundo fondo (secondary backing) y por último un revestimiento de espuma, yute o fibras sintéticas.

Durante el proceso de “tufting” el hilo metido en el cañamazo adopta la forma de un lazo, y esto es lo que forma el acabado en los tapizones de pelo alto, brindando un acabado agradable y suave. El tapiz no cortado (con lazos, beréber) es menos cómodo, pero es menos propenso al polvo, por lo que es conveniente emplearlo en habitaciones con mucho tráfico. También se suele emplear un tapiz que combina los hilos cortados y no cortados el cual se conoce como “cut & loop”, este tapizón suele constar de hilos cortados largos y lazos no cortados más cortos, lo cual le proporciona un relieve decorativo.

Los materiales actuales de los tapices varían dependiendo de la calidad y el precio, por ejemplo uno del tipo Woolmark, esta conformado por lana virgen pura (nueva). Las fibras sintéticas como la poliamida y el polipropileno son sensibles a la suciedad seca pero resisten mejor a la humedad. Las moquetas de fibras combinadas ofrecen todas las ventajas.

Colocando la Moqueta.

La primera consideración que debemos tener es determinar el área en la cual vamos a colocar nuestro tapizado, empezamos dibujando un plano a escala de la superficie del cuarto indicando bien los rincones y los obstáculos que darán la forma al tapizado. La superficie necesaria de moqueta o tapizón debe calcularse en base al área del cuarto más un porcentaje de margen calculado en función del perímetro, el cual corresponde a los desechos o desperdicio que se obtendrá de cortar las esquinas y rincones. Es necesario que la superficie donde se colocará la moqueta este bien seca, libre de polvo y limpia; asimismo el rollo de tapizón debe desenrollarse y dejarse secar y ventilar por lo menos un día.

Evite las juntas perpendiculares a la puerta o en un lugar de mucho tráfico (por ejemplo el centro del cuarto). La tonalidad de la moqueta pueda variar según la dirección de las fibras frente a la luz natural del cuarto: parecerá más oscura con las fibras inclinadas hacia usted.

Las puertas siempre son un problema, por ello debe retirarlas para colocar la moqueta correctamente, las juntas en puertas deben ir paralelas a ella, es decir de marco a marco y si es posible colocar una unión de juntas ahí; tendrán por lo general que rebajar la puerta un poco para que vuelva a encajar, ya que el espesor del revestimiento hará que esta quede justa y como sabemos debe tener un espacio libre para que se abra fácilmente, considerando además el listón de umbral que se ha colocado.

Lo anterior funciona bien para pisos nuevos, en el caso de colocar moqueta sobre revestimiento, hay que verificar que todas las baldosas estén en buen estado y aseguradas, luego se debe quitar el revestimiento antiguo (moqueta, vinilo, linóleo) con un solvente especial. Si el pido fuera de hormigón hay que nivelar bien las desigualdades, aplicando un producto nivelador a fin de obtener un suelo perfectamente liso.

Para colocar moqueta sobre entablados o pisos laminados, el trabajo es más sencillo ya que este por lo general es bien liso, solo debemos quitar el polvo, efectuar una limpieza a la madera y rellenar las fisuras con pasta de madera. En caso que el entablado no este liso, se puede emplear paneles de aglomerado para nivelarlo los cuales irán clavados a el, recordemos que el entablado está construido sobre una superficie de marcos de madera, así que esto no será problema; por el contrario si el piso fuera laminado y estuviera desnivelado es mejor retirarlo, el laminado esta montado directamente sobre el suelo y por lo general están engrampado entre si a través de sus canales por lo que retirarlo es muy sencillo, luego de haberlo hecho solo se procede igual a si estuviéramos colocando moqueta sobre hormigón o piso cerámico.

Para superficies pequeñas (hasta unos 15 m2) la moqueta no deberá pegarse completamente; el pegar implica quitar cuidadosamente el polvo del suelo y desengrasarlo con tricloroetileno; pegue a continuación la cinta adhesiva de cara doble alrededor del cuarto sin olvidar los rincones, la película protectora superior todavía no debe retirarse hasta ubicar el revestimiento. Sujételo con las dos manos y ténselo con el pie (no emplee nada metálico ni abrasivo para no dañarlo), luego vaya desenrollándolo poco a poco y quitando los protectores de adhesivo de la cinta procurando pegar la moqueta y evitando que se formen arrugas o pliegues. Este proceso requiere paciencia y cuidado y es el más importante. Deben considerar que la parte sobrante de los lados y esquinas debe doblase hacia adentro para luego cortarla con una cuchilla cortadora universal paralelamente a la pared dejando un margen de 5 cm. del ángulo y prosiga la incisión hasta la punta del ángulo, este proceso debe hacerse a lo largo de toda la pared.

Para los ángulos entrantes proceda de la manera siguiente: levante la esquina de la moqueta y corte con unas tijeras un ángulo cuya punta sobrepase la del ángulo de la pared. Vaya agrandando el corte en varias veces y no olvide que le será imposible corregir un error en el sentido contrario.

Como última consideración se presenta el caso de encontrar que un rollo de moqueta no es suficiente para cubrir la habitación, por ello se deberá utilizar dos rollos de moqueta. Para colocarlos aplique cinta adhesiva de cara doble en el lugar de la junta. No quite aún la película protectora de la parte superior, luego ambos rollos deben traslaparse parcialmente (en el sentido longitudinal) y ser recortados para lograr que coincidan y se unan perfectamente, ahora levantamos ligeramente los bordes de los dos rollos a fin de quitar la película protectora de la cinta adhesiva, se une a ella y se aprieta firmemente a fin de asegurar la unión. Consideren por último que todas las uniones entre moqueta y cinta deben apretarse firmemente para que queden aseguradas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...