Colores para inspirarte en tu nueva decoración de hogar

Una buena manera de cambiar la apariencia de una estancia, es actualizando los colores. Toma en cuenta esta guía y elige entre los mejores tonos para decorar una vivienda.

Colores para decorar

Fuente: firsthome.tumblr.com en Pinterest

Una capa de pintura puede darle un look diferente a tus estancias. Por qué no inspirarte entonces en los mejores colores para la decoración de tu hogar. Estudia las opciones, asegúrate que armonice con el mobiliario de la habitación, y pon manos a la obra.

Toma en cuenta que los matices opacos contribuyen a cubrir áreas deterioradas. En cambio, las tonalidades suaves crean la ilusión de amplitud. Si bien las modas pueden servirte de guía, la última palabra debe tenerla tu estilo. De lo contrario, tu vivienda podrá verse totalmente chic, pero tú podrías llegarte a sentir incómodo. Elige algo que te agrade y refleje tu personalidad.

Colores que inspirarán la nueva decoración de tu casa

Si la elegancia y audacia te definen, un tono burdeos será perfecto para tu salón, y un rosa anaranjado para tu baño. El naranja rompe la monotonía y es una excelente alternativa para restarle protagonismo a esos tonos neutros que, en ocasiones, pueden lucir sobrios y aburridos. Ahora, para espacios cálidos y alegres, el amarillo es la mejor opción. Alternarlo con blanco creará un equilibrio de primera categoría.

Para la alcoba el azul cielo será tu gran aliado, permitiendo que te relajes y tengas una noche de descanso muy placentera. También funciona muy bien en el salón, pero si lo que quieres es brindar una sensación playera en casa, el turquesa será el más indicado. En muros, textiles o accesorios transmitirá mucha frescura.

Más tonos actuales para elegir

Balance, serenidad e inteligencia distinguen al azul marino. Su versión eléctrica es perfecta para los más osados. Por otro lado, el Ultra violet así como toda la gama de púrpura, destaca por su sofisticación. Si tienes una personalidad con temple o te consideras un ser vanguardista, este es el color para ti. Con accesorios en metal aumentarás su glamour.

Selecciona el verde si tu objetivo es brindar armonía y tranquilidad. Es ideal para el estudio u oficina, y si lo conjugas con un jardín vertical, tendrás un salón magnético. Los tonos terrosos como mostaza o papaya aportan gran calidez al hogar. Juega con una combinación de todos ellos y verás el hermoso efecto que lograrás.

Elegancia, equilibrio y porte se asocian al gris. Combinará al dedillo con una decoración minimalista y actual. También se compagina con tonos suaves, opacos o brillantes, incluyendo beige, pajizos, negros o café. Su versión clara es muy funcional para la alcoba, mientras la oscura quedará magnífica en el salón, con accesorios que agreguen luz o mayor colorido. El gris menta es estupendo para el recibidor, pues da un toque de distinción inigualable. Si le huyes al blanco tradicional y su exceso de luz, un blanco roto te dará el balance perfecto.

¿Cuáles tonos funcionan en áreas pequeñas?

La mayoría de los pisos de ahora son compactos. Por eso la combinación de azules con blanco es idónea para crear la ilusión de espacios amplios. Estos tonos reflejan la luz y simulan que el mobiliario tiene mayor distancia entre sí.

Para las estancias reducidas también puedes preferir los blancos, pues las harán ver más limpias y claras. Si no te agrada la idea, evalúa la incorporación del beige o marrón suave. Son igualmente apropiados y se acoplan muy bien a casi todos los estilos decorativos.

Trucos para combinar como un experto

Debe haber un color que llevará la “batuta” en tu espacio. Incluso, puedes añadir otro que lo complemente en el mobiliario, y un tercero que acentúe el conjunto desde los adornos. Esta es la regla de tres en decoración.

Detecta las entradas naturales y artificiales de luz. Así definirás si usar colores suaves u opacos . El balance debe ser prioritario cuando se refiere a la ambientación de interiores. Considera que los matices neutros brindan descanso a los ojos, y resaltan el mobiliario. Puedes apelar a tonos grisáceos, azules o verdosos, incluso en diferentes concentraciones.

No está mal que te busques inspiración en las tendencias, pero como te dijimos antes, no abandones tu estilo. Tu hogar debe ser un reflejo de tu personalidad, así que tenlo presente antes de pintar. Incorpora obras de arte, textiles, lámparas y otros complementos que te ayuden a dar pinceladas de color cuando reinan los tonos neutros o fríos.

Recuerda además que los tonos pasteles son estupendos para las alcobas o áreas de estudios. Pues promueven la tranquilidad y concentración. En cambio, colores como el amarillo o el rojo se acoplan a áreas de mayor actividad como la cocina o la sala.

En la medida de lo posible, evita usar el azul en la cocina, ya que que crea una sensación de llenura. Opta en cambio por rojizos o naranjas. Ambos son conocidos por estimular el apetito. Eso sí, úsalos siempre con mesura para no exagerar. Si quieres probar con ellos en la sala o en el comedor, adquiere adornos que los contengan. Te darán un contraste maravilloso si empleas como base el beige o el blanco roto.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...