Cómo combinar el color gris para mejorar tus ambientes nórdicos

Si estás pensando en renovar tu casa y darle un aspecto nórdico a tu hogar, deberías tener en cuenta los consejos que te damos hoy para hacer que el gris se convierta en el color ideal

gris

La decoración nórdica está muy de moda en la actualidad y hay algunos colores que, pese a definirla y otorgarle mayor elegancia no siempre son fáciles de combinar para conseguir el objetivo. Las tonalidades que más complejas resultan de aplicar a la hora de conseguir ese acabado son los tonos grisáceos. Sin embargo, el gris es uno de los colores que más frecuentemente vemos en los ambientes nórdicos y, si lo colocas donde debe ir puede darle a tu casa ese toque especial que tanto te gusta en los ejemplos de las revistas. Y precisamente de ello vamos a hablarte hoy.

Los tonos grisáceos son bonitos y otorgan elegancia siempre que se combinen con los materiales adecuados y con la suficiente entrada de luz. El miedo a los grises no es algo que no tenga sentido ya que, pese a todo lo que hemos dicho anteriormente sí que es verdad que en muchas ocasiones entristecen las estancias en las que se combinan. Si no quieres que te ocurra eso y quieres sacarle todo el partido a este color, toma nota de los consejos que te damos a continuación para lograr dar más vida a los espacios en los que te inspires en la decoración nórdica.

Consejos para incorporar el gris en los ambientes nórdicos

  1. Elige las paredes más adecuadas para el gris: en ocasiones es necesario que elijas las paredes más adecuadas para incorporar el tono de gris que quieres. Por ejemplo, en estancias pequeñas no es recomendable que lo pintes todo del mismo color, sino que elijas las paredes más vistosas para poner un color más oscuro y dejes las demás en blanco. Así lograrás el efecto de gris sin que la estancia parezca más pequeña.
  2. Quédate con el tono de gris que necesitas: elegir el color de gris adecuado depende mucho de la luz que tengas en la habitación, del tipo de suelo que incorpore y del mobiliario. Es por eso que siempre que tengas dudas, elige un color un poco más claro que uno más oscuro.
  3. Presta atención a los materiales de tus muebles: la madera es necesaria para conseguir el efecto deseado en ambientes nórdicos y logra dar al gris la elegancia que le caracteriza. Si en tu caso tus muebles no tienen el tono natural de ésta deberás prestar atención con no abusar demasiado del tono grisáceo.
  4. El suelo es importante a la hora de elegir el color gris: tanto el color como el material del suelo es importante a la hora de seleccionar los tonos de grises que se van a utilizar para pintar la estancia. Si tienes un suelo de madera estás de enhorabuena porque con él lograrás la mejor combinación para un ambiente escandinavo. Si los tonos de éste son marrones, tienes libertad para seleccionar el gris que quieras, sino, dependerá mucho de los colores que tengas en éste.
  5. Compleméntalo todo para resaltar el gris: uno de los materiales más utilizados en la decoración nórdica es la piel. Si logras que algunos de los objetos que utilizas para decorar la estancia lo tengan como protagonista podrás conseguir que los colores grises que has usado llamen más la atención y consigan destacar más sobre el ambiente creado. Eso sí, como buen seguidor del estilo nórdico no recargues en exceso.

La importancia de la luz al elegir el gris como color de la decoración

Como te hemos adelantado al principio de este artículo, que haya la suficiente luz en la estancia es importante a la hora de conseguir los resultados adecuados con el tono gris. Si en tu caso no crees que llegue con la iluminación natural que tienes en puertas y ventanas, quizás deberías plantearte bajar la intensidad del color gris que vas a utilizar y seleccionar a uno que sea uno o dos tonos más claro para evitar crear un ambiente demasiado oscuro. Otra cosa que puedes hacer y que resulta además muy habitual en los espacios creados con inspiración nórdica es utilizar muchas lámparas y luces artificiales que consigan iluminar a tu gusto la propia estancia. En Vivir Hogar hemos hablado en muchas ocasiones de este tema, proponiéndote algunas ideas interesantes sobre lámparas que inspiran  y que consiguen aportar mucho más que luz a la decoración del lugar.

Con todos los consejos que te hemos dado hoy en Vivir Hogar puedes conseguir que el ambiente que estás creando en el que el estilo nórdico es el gran protagonista tenga a los tonos grises como principales sin que las estancias lleguen a parecer lúgubres, sino que se conviertan en un espacio en el que prima la elegancia. ¿Preparado para poner todas estas estrategias en marcha en tu nuevo proyecto?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...