Cómo decorar una habitación infantil en verano

Empápate de ideas chulas para decorar la habitación de los más peques este verano mediante imágenes playeras y figuras del mundo marino.

habitacion infantil

Sabemos que los niños no solo utilizan el dormitorio para la noche, ellos lo pasan en grande durante todo el día en su habitación jugando a sus cosas. Por eso, es indispensable adecuar su dormitorio a cada estación mediante una decoración correcta. Durante la temporada de verano, podemos optar por ofrecerle un estilo playero con el que identifiquen el verano, sobre todo porque los más peques aman las vacaciones y las esperan con ansias. Para conseguirlo nos olvidaremos de decoraciones clásicas, tradicionales y de adultos, y nos adaptaremos a la imaginación de los niños.

Una buena propuesta para conseguir ese toque playero en la habitación es plasmar imágenes frescas en las paredes con figuras simpáticas, tales como barcos, castillos de arena, animales marinos sonrientes o incluso figuras de otros niños en la orilla del mar. Todas estas imágenes podemos conseguirlas en forma de vinilos decorativos para la pared. Ya sabéis que los vinilos son una opción muy útil y ventajosa porque nos permiten crear una decoración de calidad, de manera rápida y sin esfuerzo, y podemos conseguirlos a un precio asequible, ajustado a nuestras necesidades.

La decoración del resto de la habitación infantil puede ir acorde a la misma temática y, por ejemplo, podemos plasmar el fondo marino, recreando toda la hermosura de la flora y fauna animal con figuras de peces, imágenes de tiburores simpáticos… bien en las sábanas, en las cortinas o en los cojines. También los adhesivos para ventanas son una buena opción decorativa que nos ayudarán a completar la habitación y podemos conseguirlos fácilmente en cualquier tienda de Todo a Cien.

Además de la parte estética, la decoración de un dormitorio infantil en verano también debe atender otros aspectos como son la comodidad y la seguridad de los niños. Nuestra prioridad en la estación estival será minimizar el calor existente para que los peques sobrelleven los meses veraniegos lo mejor posible y, para ello, nada mejor que emplear sábanas y colchas ligeras, con diseños alegres y coloridos. Las cortinas también son otro elemento a tener en cuenta, deben de ser de color claro para que la habitación quede bien iluminado pero de un tejido que frene la excesiva entrada de sol al dormitorio. Finalmente, para lucir una habitación fresca, nada mejor que poner orden: el uso de cajas de plástico o cestas es ideal para organizar los juguetes y la ropa y conseguir el efecto playero que andas buscando.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...